LLEGA LA TELEMEDICINA PARA LOS LATINOS EN ESTADOS UNIDOS

Un servicio confiable, legal, práctico y más económico, que hasta ahora sólo ha estado disponible en inglés”

Crispín Garrido Mancilla / Infonort News Agency

Cada día son más los estadounidenses que reciben consulta médica con sólo llamar a un número telefónico para ser atendidos por un doctor certificado, quien es capaz de identificar síntomas a través de las imágenes de la cámara de un teléfono celular o computadora, autorizado para recetar los medicamentos que sean necesarios.

Esta práctica es tan segura y legal, que todas las aseguranzas  privadas y los servicios de salud gubernamentales, como Medicare o Medicaid, promueven su uso y reembolsan a los pacientes los gastos que estos servicios generan, mejorando considerablemente la calidad de vida de los estadounidenses y su accesibilidad a los servicios médicos.

Sin embargo, hasta hoy, nadie que hable solamente español en los Estados Unidos había podido aprovechar este beneficio que ofrece la combinación de la ciencia y la tecnología.

Por fortuna, esto está por terminar gracias a Telemedicina Latina, un proyecto que inició a mediados de octubre en el estado de Michigan, donde viven alrededor de medio millón de latinos, y posteriormente se extenderá al resto del país.

El proyecto es impulsado por Jacques von Speyer, CEO de US Tele-Medicine, compañía que a lo largo de 11 años ha venido ofreciendo este servicio para la población angloparlante en varios estados de la Unión Americana y actualmente cuenta con un equipo de médicos, con múltiples premios y reconocimientos en la rama de la atención médica a distancia.

“En Estados Unidos, si te sientes mal llamas a la compañía de telemedicina, pagas una cantidad y recibes la atención de un médico; pero si no tienes telemedicina o no tienes un médico particular tienes que ir al área de urgencias, y en Estados Unidos una emergencia te cuesta mil, dos mil, tres mil dólares y tu compañía de seguros o los servicios de salud del Estado lo tienen que pagar”, dice.

“O en lugar de eso, tú levantas el teléfono y llamas al doctor. La mayoría de los problemas pueden ser resueltos por un doctor, quien puede ver al paciente a través de la cámara de un dispositivo, como un teléfono celular o una laptop, lo cual es muy beneficioso”.

Por supuesto, admite que no todos los males se pueden atender por telemedicina: “Si alguien tiene una hemorragia, no hay nada que podamos hacer; pero gripes, dolores de cabeza, problemas de estómago, diabetes, EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica), asma, problemas de la piel. Son muchos los problemas que sí podemos resolver”.

Telemedicina Latina (cuya información completa está disponible en el sitio www.telemedicinalatina.com) inició con un equipo de médicos con licencia.

Una vez incorporados al servicio, cada paciente contará en el mismo sitio con su historial clínico, y además de usar los dispositivos para visualizar a los pacientes, los médicos podrán recibir a distancia los estudios que se realicen o las pruebas que se hagan con aparatos como los chequeadores de niveles de glucosa o presión arterial.

Telemedicina Latina brinda inicialmente  un servicio de  9 de la mañana a 8 de la noche, con un costo por consulta de  130 dólares (un consultorio típico cobra en Estados Unidos entre 150 y 200 dólares), que se paga electrónicamente, y Telemedicina Latina emitirá una factura para que el paciente pueda pedir el reembolso a su aseguranza, Medicare o Medicaid.

comparte este articulo en tus Redes Sociales Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Comenta en Nuestras Redes Sociales