Mujer acribillada afuera de vivienda en GR

Un integrante del equipo forense del Departamento de Policía de Grand Rapids (círculo rojo) revisa el sitio donde la mujer perdió la vida después de ser acribillada, el sábado, 18 de marzo, durante la madrugada. (Foto: Joel Morales/ El Informador)

“La persona que mató a mi mamá no pudo haberla conocido, porque si la hubiera conocido y sabido como era ella, le hubiera dado un pase”. Larson Lundeberg, hijo de la fallecida.

Por Joel Morales

El Informador

GRAND RAPIDS, MI

joel@elinformadorusa.com

Una semana después del primer homicidio del 2017 en la ciudad de Grand Rapids, en la que Isaac Miguel, un periodista columnista local y oriundo de la República Dominicana fue asesinado, una mujer de 50 años fue encontrada muerta afuera de una casa en el lado noroeste.

Poco después de la 1 de la madrugada el sábado, 18 de marzo, la policía respondió a una llamada de emergencia en lo que una persona reportó haber oído “ruidos de balazos” en la cuadra 400 de la avenida Lincoln NW, al norte de la calle Bridge NW. Al llegar al lugar de los tiros reportados, las autoridades encontraron a la mujer sobre el pasto y a una vivienda de distancia de la suya.

A las 11:35 de la mañana del mismo día, la policía identificó a la difunta como Laurie Kay Lundeberg, de 50 años de edad, una madre de dos hijos.

El Informador estuvo en la escena y pudo observar la investigación de los agentes de la ley, ver a las más de una docena de patrullas que guardaban vigilancia y a tres vehículos forenses, incluso cuando las autoridades transportaban el cadáver de la acribillada a una camioneta de emergencia de color blanco.

De acuerdo con el sargento Dixon, el oficial de información pública del Departamento de Policía de la Ciudad de Grand Rapids, la muerte de la mujer está siendo investigada como un homicidio.

El domingo, 19 de marzo, regresamos al vecindario del incidente trágico donde hablamos con Larson Lundeberg, de 18 años de edad, hijo de la fallecida mujer quien nos dijo que había salido a cenar con su novia la noche anterior y que había llegado a la casa a las 3 de la madrugada cuando la policía casi terminaba su investigación.

“Todos conocían a mi mamá, era una persona muy simpática, aunque en veces podría ser fastidiosa”, dijo el joven. “Gente muere todos los días, así es la vida, solo que esta vez fue mi madre. La persona que mató a mi mamá no pudo haberla conocido, porque si la hubiera conocido y sabido como era ella, le hubiera dado un pase”, agregó.

También hablamos con Erasmo Pérez García y con su esposa, Johanna García, cuya hija fue quien llamó a la policía para alertarlos de los ruidos.

“Escuché cuatro balazos en sucesión y rápidos”, dijo Pérez García, originario de Guanajuato, México, sentado en el comedor de su casa. “Nos asomamos por la ventana y vimos al policía cuando se bajó de la patrulla y corrió a donde estaba la mujer, aunque ya era muy tarde porque nadie va a sobrevivir cuatro balazos”, agregó.

De su parte, la señora García también dijo que la difunta era ‘buena gente’, que siempre los saludaba y que, si veía que no sacaban el bote de basura, ella iba y se los sacaba. “La vamos a extrañar”, dijo García.

La pareja mexicana dijo que el vecindario había sido uno tranquilo hasta la madrugada del sábado pasado, y que en sus ocho años viviendo allí, nunca había pasado algo similar.

“Sí se han visto accidentes y choques en la autopista, pero nunca un tiroteo”, dijeron los vecinos de la difunta. “Ya no nos sentimos seguros, esto es algo feo y terrible y da miedo”, agregaron.

La policía continúa la búsqueda de la persona o personas responsables por haberle quitado la vida a Lundeberg.

El Equipo de Casos Mayores está investigando el incidente y la policía está pidiendo que cualquiera que tenga información adicional, que llame al Departamento de Policía de Grand Rapids al (616) 456-3400 o al Observador Silencioso al (616) 774-2345. También se puede comunicar con el Observador Silencioso de manera confidencial al www.silentobserver.org.

Un integrante del equipo forense del Departamento de Policía de Grand Rapids (círculo rojo) revisa el sitio donde la mujer perdió la vida después de ser acribillada, el sábado, 18 de marzo, durante la madrugada. (Foto: Joel Morales/ El Informador)
Larson Lundeberg, der., hijo de la difunta mientras era entrevistado por Darren Cunningham, reportero de nuestros socios en Fox 17, el domingo, 19 de marzo, frente a la casa donde su madre fue baleada. (Foto: Joel Morales/ El Informador)
Erasmo Pérez García y su esposa Joanna, mientras hablaban con El Informador sobre la muerte de la mujer, el domingo, 19 de marzo, por la tarde. (Foto: Joel Morales/ El Informador)

 

comparte este articulo en tus Redes Sociales Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Comenta en Nuestras Redes Sociales