Noche de terror en Las Vegas

Por Juan Carlos Valderrama
La peor masacre hasta la fecha en la historia del suelo de los Estados Unidos de América en tiempos modernos, la llevó a cabo Stephen Craig Paddock, al finalizar un concierto de música country al aire libre en la última fecha de un evento de tres días, donde asistían más de 20,000 personas quienes confundieron los disparos con fuegos artificiales o parte del show ,cuando Jason Aldean se encontraba en el escenario de la Route 91 en el Harvest Festival de las Vegas y solo reaccionaron cuando el cantante abandonó el estrado y vieron caer personas sangrantes al piso heridos o muertos dejando alrededor de 60 muertos y más de 500 lesionados y heridos de bala, producto del pánico y la estampida humana por salvar sus vidas .

Debemos realizar una primera pregunta: ¿Quién era Stephen Craig Paddock? y diremos que era un residente local de Mesquite a 80 millas de las Vegas o 130 kilómetros, una comunidad compuesta por jubilados en Nevada, desde junio del 2016, nacido en 1953, de una infancia difícil, con un historial familiar traumático. No era una persona sociable, sumamente callado, apático y reservado. Era fanático de la música country, le gustaba jugar el golf y era ludópata, o jugador compulsivo de video póker en casa de apuestos y casinos, demando en una oportunidad a un Casino de las Vegas, llegando a un acuerdo por arbitraje en el año 2011. Tenía 64 años de edad al momento de los hechos, de profesión Contador público, considerado como un millonario agente inmobiliario, es decir, en compra y venta de inmuebles apartamentos y administrador de complejos residenciales, con licencia para cazar animales obtenida en Alaska, con licencia de piloto para avionetas y propietario de dos de ellas donde lo recuerdan como una persona tranquila. Tenía entre 3 a 4 vehículos de su propiedad, su casa en la localidad estaba valorizada entre 370,00 a 400,000 dólares, no tenía antecedentes penales, solo una infracción de tránsito de rutina.

Sus actos fueron planificados detalladamente, calculados fríamente. Hacía 4 días que se encontraba gastando miles de dólares en los casinos de Nevada y se encontraba alojado en el piso 32 del Mandalay Bay Resort and Casino, estratégicamente ubicado donde tenía el control de su objetivo para realizar sus acciones, lo que nos indica que sus actos fueron realizados con premeditación. Tenía un arsenal de armas en la suite rentada del hotel donde se alojaba que tenía dos salas las cuales utilizó para abrir dos boquetes y disparar a través de ellos hacia una multitud que se encontraba indefensa y ajena a lo que le sucedería. Gracias a los guardias de seguridad del hotel que les informaron a la policía que habían llovido cristales de la ventana de donde, en ese momento, se sospechaba pudiera venir fuego, así también el humo de las armas activó las alarmas de humo, debido a ello, la unidad de SWAT Sub Unidad de Acciones Tácticas, logró identificar el piso e ingresar a la habitación, pero, como dicen las informaciones oficiales, él ya se había suicidado.

Habría muchas preguntas por resolver tales como ¿Qué tipo de criminal era? ¿Cuándo y cómo compró tal arsenal de armas? ¿Qué influencia tuvieron en él su infancia y su familia? ¿Qué papel jugó su pareja en estos hechos? ¿Tuvo algunos encuentros con la policía, de qué tipo? ¿Cómo se debe entender e interpretar la segunda enmienda? ¿Por qué no se realiza un control adecuado en la venta de armas? ¿Cómo debe actuar una persona frente a eventos de este tipo? ¿Fallaron los planes de seguridad del hotel y de los eventos? ¿Cuáles son los derechos de las víctimas? ¿Sobre la capacidad de los hospitales para atender a los heridos ?¿Se está tratando adecuadamente la salud mental de la población ? Las investigaciones más adelante nos detallarán sobre las motivaciones de este oscuro personaje que enlutó la historia de los Estados Unidos de América en Las Vegas en una noche de terror. Es tiempo de orar por los muertos, pedir por la recuperación de los heridos, y nuestro profundo homenaje una vez más a la comunidad por su esfuerzo solidario de ayuda y entrega pues en medio de la tragedia, entregaron sus vidas una vez más por personas, en algunos casos familiares y en otros por personas desconocidas, dando muestra de amor y de los valores que, a pesar de todos los hechos que se suceden a diario, siguen siendo lo más grande del pueblo americano.

 

comparte este articulo en tus Redes Sociales Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Comenta en Nuestras Redes Sociales