Responsabilidad al volante, algo necesario para los jóvenes

Editorial por Héctor Loya

amentablemente al año ocurren millones de accidentes viales provocados por jóvenes al volante, muchos de ellos terminan perdiendo la vida a una edad demasiado temprana y todo por querer correr antes de aprender a gatear, como bien dice el dicho.

Las estadísticas son sumamente alarmantes con más de 630 mil muertes al año y por desgracia el principal causante de esto es la falta de prudencia por parte de los jóvenes conductores quienes su gran problema se llama: “exceso de velocidad”.

Las estadísticas no mienten, día con día se ven las consecuencias. Entonces si conocemos la causa. ¿Qué es necesario hacer para combatir este problema?

La respuesta pudiera ser muy sencilla pero difícil de entender y aplicar, reflexionemos. Primeramente, es necesario que los jóvenes maduren y entiendan que el valor de la vida es muy grande y que como tal es irremplazable, para los jóvenes es muy fácil dejarse llevar por las influencias de los amigos o de otros medios y creer que al manejar de una manera muy rápida serán mejores, más valientes o destacaran por ello; sin embargo, lejos de parecer mejores simplemente son más ingenuos por creer eso y arriesgar de esa manera su vida.

Por otro lado, tenemos a los padres quienes suelen creer y confiar plenamente en sus hijos, y así como así les sueltan las riendas completas de los autos. Debemos entender que nuestra primera responsabilidad y obligación es cuidar de la seguridad de nuestros hijos y que ningún berrinche por parte de ellos debe doblegar nuestra postura, si queremos hijos responsables debemos ser padres responsables y educarlos con valores.

Por último tenemos a las amistades, sociedad y medios digitales, estos tres elementos suelen influir directamente sobre el comportamiento de los jóvenes y muchas veces los alientan a que realicen este tipo de acciones, lejos de entender y comprender el daño que le pueden hacer, es importante que los amigos sean realmente amigos y que inciten a realizar cosas buenas no cosas malas, a su vez los medios suelen proyectar carreras de autos, arrancones, carros modificados y demás, esto obviamente motiva a los jóvenes a querer hacer lo mismo que ellos, sin una experiencia previa y adecuada.

En fin, es muy importante estar atentos en los jóvenes conductores y no bajar la guardia en ningún momento si como padres creen que sus hijos corren un riesgo será indispensable actuar cuanto antes y evitar accidentes o perdidas dolorosas que jamás se podrán recuperar.

comparte este articulo en tus Redes Sociales Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Comenta en Nuestras Redes Sociales