¿Ya conocías a las hormigas mieleras y sus habilidades curativas?

Como si fueran pequeñas canicas doradas, estas hormigas almacenan néctar en su abdomen para alimentar a sus compañeras.

Su nombre científico es “Myrmecystus mexicanus” y aunque están presentes en las regiones cálidas y secas del planeta, las más conocidas son la de San Luis Potosí, en México.

¿Cómo producen la miel?

Una obrera común colecta jugos y rocío de las plantas, luego los introduce en esta clase de hormiga. Una vez que el abdomen está hinchado con el néctar suministrado, otras obreras lo extraen.

Regularmente son las crías las que suelen nutrirse con la miel, pero en tiempos de escasez se pueden llegar a alimentar las hormigas en edad adulta.

Las hormigas mieleras pasan casi todas sus vidas inmóviles dentro del nido, ya sea recibiendo o proveyendo el néctar. Una vez que las larvas o sus pares consumen su almacenamiento, éstas suelen morir.

Los nidos

Un nido de hormigas mieleras llega a alcanzar hasta los dos metros de diámetro por uno de profundidad. El orificio de entrada conduce a diferentes niveles bajo tierra, donde se resguardan las cámaras que alojan a esta especie.

 

Como alimento y medicina

México es uno de los principales países que incluyen en su dieta el consumo de insectos y entre ellos se encuentra esta especie

de hormiga, así lo señala un artículo publicado por la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).

Hoy día se han contabilizado 504 especies de insectos comestibles en la República Mexicana”. Profeco

De acuerdo con el escritor cubano, Tomás R. Escobar Herrera, “el uso de insectos con fines medicinales es una tradición que existe en América desde la época prehispánica”.

En el caso de la miel de hormiga, ésta se emplea para el tratamiento de otitis, infecciones bucales o para controlar la fiebre en los niños.

Por otra parte, la doctora Julieta Ramos-Elorduy Blasqiez de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), destaca que en México se tienen registradas 252 especies para curar enfermedades en el área rural.

 

comparte este articulo en tus Redes Sociales Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Comenta en Nuestras Redes Sociales