El anhelo de que otorguen licencias a indocumentados

Opinión Casa Editorial El Informador

pesar de que en estos días muchos estados se han unido a la causa del presidente Donald Trump para deportar a miles de personas en las denominadas redadas masivas por parte de ICE en toda la nación, en el estado de Michigan hay personas que se preocupan por defender los derechos de los inmigrantes indocumentados más allá que estar solo pensando en deportarlos.

Muchos grupos defensores tienen la firme convicción y la creencia de que si se devuelven las licencias de conducir a personas que no cuentan con un estatus legal les favorecería a circular por las calles con mayor seguridad y sin el temor de ser deportados.

Lamentablemente en el estado de Michigan ya hace más de una década que retiraron las licencias para indocumentados y desde entonces ninguna política ha podido lograr que las devuelvan. Efectivamente ha existido un sinfín de propuestas e iniciativas, pero nunca han pasado de ser eso una propuesta y no una ley concreta que devuelva este importante documento a la población inmigrante.

Este es el sueño para muchas de las personas que viven con el temor de ser deportadas, que devuelvan las licencias, pero lo peor del caso es que en las noticias se escucha como algunos estados ya están implementando esta medida, California, Nevada y Nuevo México ya están otorgando licencias de conducir a inmigrantes indocumentados y a las personas de nuestro estado no les resta más que guardar las ilusiones y soñar que nuestro estado sea el próximo en la lista.

En el transcurso de la semana en la ciudad de Kalamazoo Michigan los comisionados de la ciudad aprobaron una resolución que podría permitir que los inmigrantes indocumentados que viven en la ciudad tengan una licencia de conducir, y aunque la resolución no tiene una posición legal, las esperanzas de todos están puestas en que el congreso dirigido en su mayoría por republicanos sienta presión y otorguen de vuelta este documento oficial.

Sin duda alguna podría calificarse como un buen logro sin embargo podría ser muy pronto para festejar ya que para lograr el objetivo aún falta mucho camino por recorrer y esta resolución es apenas la primera piedra que hay que brincar de un largo camino llena de ellas.

Un aplauso por este tipo de iniciativas esperemos que más ciudades se sumen a la lucha, que el propósito pueda cumplirse y que no quede solo en un sueño sino en una realidad. Dice el dicho que no hay peor lucha que la que no se hace, esperemos que algún día el estado de Michigan se suma a la lista de los estados que están otorgando licencias a los indocumentados.

comparte este articulo en tus Redes Sociales Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Comenta en Nuestras Redes Sociales