Es una Vergüenza

Por: Miguel Ángel/El Informador

Wyoming, MI.- Que tal mis queridos y fieles lectores que semana a semana nos leemos aquí en el Informador, saludos a todos ustedes. Es una pena, una vergüenza, una falta de… bueno de muchas cosas.

Vaya pena lo del Azteca. Es un réquiem para una cancha histórica, que desde los tiempos del Ingeniero Sánchez Aviña y después, con Raúl Barrios, siempre fue un orgullo por su mantenimiento, su cuidado, su drenaje, su impecable césped y hoy es todo lo contrario. Un muladar, un lodazal, un pasto híbrido que nunca se afianzó y una vergüenza para el futbol, que ahora se magnifica con la decisión de NFL de cancelar el juego.

La NFL escucha a sus equipos, que son la materia prima. Si Carneros presionó tuvo toda la razón. Ellos tenían la localía y si vieron que podría perjudicarse su gran temporada, la culpa no es del indio, sino el que lo hace…. Ellos tuvieron la razón.

NO HAY PRETEXTO. Tanto uso, los espectáculos musicales, los mega eventos para lo que se renta y no puede ser que un evento de casa como fue el de Telehit fuera el último clavo al ataúd. No hubo conciencia y se dio la mexicanada, el tiempo lo arreglará. El tiempo no perdona y pum.

Imposible ‘cortar una cabeza’ las decisiones fueron tomadas por varios, debido a compromisos de mucho dinero o de intereses.

Por diferentes compromisos, algunos que representaban mucho dinero y otros muchos intereses, la instalación se atrasó y 2 días después de poner el pasto ya estábamos teniendo partidos. Nunca tuvimos una cancha al 100% y con la carga de compromisos, tanto deportivos como de espectáculos, se fue deteriorando todo.

ARTICULOS RELACIONADOS   ¡Qué bonita familia!

Los contratos ya estaban. No se pudieron cancelar ninguno de los eventos y se fue haciendo una bola de nieve enorme, misma que se salió de control. Negligencia tras negligencia, hoy nos encontramos con un papelazo histórico, en donde la NFL dice que la cancha del dos veces mundialista Estadio Azteca no está a la altura de un partido de su competición.

Para los dueños del Estadio Azteca lo más fácil sería correr a sus directivos y sacrificar a alguien. Pero así no funciona. Se tendrían que hacer responsables de decisiones que ellos aprobaron. Dar la cara y no solamente buscar a quien culpar. La época de lluvias se ha alargado, se sabe, pero ninguna otra cancha de México está como la del Azteca.

Una vergüenza enorme. Un daño irreparable. Se necesitará mucho trabajo y política para poder regresarle a la gente la ilusión de tener NFL en nuestro país, aparte de la derrama económica que perdemos. Nos leemos la próxima y recuerden, bueno hoy los dejo con esta pregunta: ¿Al Azteca como a la Malinche en versión pasto?

comparte este articulo en tus Redes Sociales Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Comenta en Nuestras Redes Sociales