Grupo de odio protesta frente escuela Union

Por Joel Morales

El Informador

GRAND RAPIDS, MI

joel@elinformadorusa.com

Poco después de las 7 de la mañana el lunes 23 de abril, integrantes de un grupo de odio (Iglesia Bautista Westboro) de Topeka, Kansas, se posicionaron frente a la escuela secundaria Union, ubicada en el 1800 Tremont Boulevard NW en Grand Rapids, para protestar por enseñanzas que consideran erróneas.

Los integrantes, todos de la raza blanca, fueron preparados con pancartas y cartelones con mensajes que decían: “América está Condenada”, “Dios Odia a los Jotos” y “Arrepiéntanse o Perezcan”. Sin embargo, padres, exprofesores y miembros de la comunidad los confrontaron ocasionando unos momentos tensos.

Al lugar arribaron más de una docena de patrullas de la Policía de Grand Rapids, con agentes de la ley caminando entre los protestantes para monitorear y evitar que hubiera problemas, pero aunque dieron instrucciones que se separaran en dos grupos, no pudieron evitar varios disturbios y momentos complicados entre los participantes.

“¡No me empujes, no me empujes!”, gritaba una mujer feligrés de la iglesia bautista quien sostenía un letrero que decía “Los Homosexuales Arruinan a las Naciones”. “No te estoy empujando”, le respondió otra mujer del grupo de oposición contra protestantes que portaba un cartelón que decía: “El Odio es Veneno”.

La misma mujer de la iglesia de Kansas también se le acercó a un hombre que cargaba una pancarta con las palabras “Dios Ama a los Homosexuales” y le expresó: “Dios no ama a los homosexuales, el los odia”, a lo que el hombre le contestó: “Dios no odia a nadie”.

La Iglesia Bautista Westboro, es conocida por su retórica del odio, en especial contra las personas lesbianas, homosexuales, católicos, musulmanes y judíos entre otros, no está afiliada con cualquier otra denominación bautista.

De acuerdo con su página de Internet, sus miembros protestan el estilo de vida en Estados Unidos, que dicen es similar a los días de “Sodoma y Gomorra” (las ciudades mencionadas en la Biblia que Dios destruyó por medio de fuego y azufre).

“Vine para asegurar que los estudiantes estaban seguros”, indicó Eva Curtis, parada frente a la escuela con sus hijos. “Creo que este grupo le está dando al cristiano un nombre malo y que necesitan regresarse de donde vinieron, porque no todas las iglesias piensan así. En nuestra iglesia se predica que tenemos que amar a todos aunque no estemos de acuerdo con algunos, hay que orar por ellos. Ya existe la suficiente discordia y violencia en la nación”, agregó.

Cuando le preguntamos a Raina Cook sobre la Primer Enmienda de la Constitución de Estados Unidos y sobre el derecho constitucional del grupo de también expresar su punto de vista, señaló que no cree que el discurso de odio necesariamente debería ser discurso protegido.

“Esta demostración de homofobia es repugnante”, expuso Jack Prince, ex profesor de la escuela secundaria Union quien enseñó periodismo por 30 años. “Fue bueno ver esta mañana a los padres, profesores y los miembros de la comunidad, unirse para oponerse contra una demostración abierta de odio”, agregó.

Prince comentó lo incomodo que se sintió porque los estudiantes presenciaran al grupo con su manifestación en su escuela o cerca de ella. También, que hay elementos en la sociedad hoy día que solo protestan, pero sólo la solidaridad los detendrá.

La protesta dio inicio a las 7:05 de la mañana y concluyó a las 7:35 a.m. sin incidente o violencia, y ningunos de los alumnos de la escuela fueron expuestos a las protestas.

comparte este articulo en tus Redes Sociales Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Comenta en Nuestras Redes Sociales