Paralizan fábricas y almacenes de General Motors

Sede de General Motors en Detroit. (Foto cortesía: Flickr)

Por Erika Mendivil / El Informador

DETROIT, MI (ELINF).-
ás de 49,000 miembros de United Auto Workers se declararon en huelga el lunes 16 de septiembre contra General Motors, paralizando más de 50 fábricas y almacenes de piezas en la primera huelga del sindicato contra el fabricante de automóviles número uno de EE. UU. en más de una década.

Los trabajadores abandonaron las fábricas y formaron piquetes poco después de la medianoche por un nuevo contrato de cuatro años.

Una carta fechada el domingo sugiere que la compañía y el sindicato no están tan separados como lo había indicado la retórica que condujo a la huelga. Las negociaciones se reanudaron el lunes en Detroit después de interrumpirse durante el fin de semana.

Como consecuencia de la protesta, las acciones de GM cayeron un 4 por ciento en las operaciones de la tarde a $ 37.29.

Paul Kane, del sur de Lyon, Michigan, un empleado de General Motors de 42 años, dijo que los trabajadores de GM renunciaron a los aumentos salariales e hicieron otras concesiones para mantener a GM a flote durante el año 2009 a través de la protección por bancarrota.

El vicepresidente de la UAW, Terry Dittes escribió que la compañía esperó demasiado tiempo para hacer la oferta. Sin embargo, GM emitió un comunicado diciendo que quiere llegar a un acuerdo que construya un futuro sólido para los trabajadores y el negocio.

Dittes escribió que quedan muchas cosas importantes en las conversaciones, incluidos los aumentos salariales, el pago de nuevas contrataciones, la seguridad laboral, la participación en las ganancias y el tratamiento de los trabajadores temporales.

GM indicó que ofreció aumentos salariales y un valor de $ 7 mil millones en inversiones en fábricas de EE. UU., lo que resultó en 5,400 nuevos puestos, una minoría de los cuales sería ocupada por los empleados existentes.

La compañía también dijo que ofrecía una mayor participación en las ganancias, beneficios de salud “líderes a nivel nacional” y un pago de $ 8,000 a cada trabajador luego de la ratificación.

La huelga cerró 33 plantas de fabricación en nueve estados de los EE. UU., así como 22 almacenes de distribución de piezas. Es la primera huelga nacional del sindicato desde una huelga de dos días en 2007 que tuvo poco impacto en la empresa.

comparte este articulo en tus Redes Sociales Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Comenta en Nuestras Redes Sociales