Público apoya a encarcelado Nelson Ortiz

Por Joel Morales

El Informador

GRAND RAPIDS, MI

joel@elinformadorusa.com

Más de 80 personas llegaron al parque Richmond en Grand Rapids el pasado sábado, 11 de noviembre, para apoyar a Elis Nelson Ortiz Nieves, quien se encuentra detrás de las rejas acusado de la muerte de Giovanni Mejías, de 4 años, hijo de su novia.

La gente fue recibida por Nancy Nieves, Alisha (Ortiz) Walker y Leysha Ortiz, madre y hermanas del encarcelado de 25 años, con comida puertorriqueña y playeras con las palabras “Liberen a Nelson Ortiz” que se vendieron durante el evento benéfico.

Johnny Rodríguez, oriundo de Utuado, Puerto Rico, amigo desde la infancia de Ortiz Nieves, llegó al evento con su hijo Anthony. Él, por los pasados siete años estuvo radicando en el estado de Florida, le dijo a El Informador que sabía que iba a apoyar una causa, pero que fue un golpe fuerte al enterarse en la actividad que se trataba del hijo de su amiga.

“¡O no, no puede ser!”, exclamó Rodríguez mientras hablaba con Nieves y juntos miraban unos cartelones sobre las mesas allí de fotografías del acusado con sus hijos y familia con los mensajes “Yo no soy un asesino” y “Justicia para Nelson Ortiz” al lado. “¡Él no es capaz de cosa semejante! ¡Cuando yo lo conocí, era un chico bueno!” agregó.

Norma Ramos, amiga y compañera de trabajo de la madre del hombre que ha estado en la cárcel desde el 13 de julio, día que la policía encontró el niño sin respiración y que fue arrestado por su muerte, apoyó la campaña comprando varios platos de comida y dijo que, como madre de dos hijos ella misma, asistió a la actividad para brindar su apoyo al acusado “porque los hijos son lo más importante en la vida de una madre”.

“La tristeza de un hijo es la tristeza de una madre, y una madre siente lo que sienten sus hijos, y hasta más que ellos”, dijo la mujer.

Todos los platillos de comida, que incluían una porción de pollo, arroz con gandules, ensalada y pan de ajo con queso, como las playeras diseñadas por James Ponlamuangsri, un amigo de la infancia de Ortiz Nieves, se vendieron en el evento. Los asistentes, quienes se quedaron queriendo más, hicieron varios pedidos adicionales que luego se les entregarán.

Entre la muchedumbre se encontraban los hijos del acusado, Nevaeh, de 3 años de edad, Audianna, de 7 y Donavan Ortiz de 9, y su madre, Tabitha Bayer, quien dijo que los niños están bien pero que todos los días preguntan por su padre. Al igual dijo que conoció al puertorriqueño cuando tenía 15 años de edad, empezaron un noviazgo y que desde ese tiempo ha demostrado ser una persona buena, cariñosa y un buen padre.

“Estoy muy agradecida por el apoyo, no esperaba tanta gente por el frío, pero puedo ver el cariño que le tienen a mi hijo”, dijo Nieves, quien dijo está manteniendo viva la esperanza de que su hijo sea hallado no culpable de la muerte del niño Mejías. “No estoy defendiendo a mi hijo solo porque soy su madre. Si en mi mente o mi instinto, pensara que existiera una posibilidad que pudiera haber hecho lo que se le acusa, no estaría luchando por él, mi hijo tuviera que pagar por lo que hizo. Pero como lo conozco y conozco su corazón, tengo que seguir peleando por él independiente de los resultados, porque yo sé que es inocente”, agregó.

La familia, que dice que Ortiz Nieves está siendo enjuiciado injustificadamente, dijo que ha creído en su inocencia desde el principio cuando fue acusado por la muerte del niño.

“Quiero decirle a mi hermano que estamos peleando por él. Lo amamos y sabemos que es inocente. Vamos a seguir luchando por él, no importa lo que diga el juez o la gente en la calle. Él es inocente y es un buen hombre”, concluyeron diciendo sus hermanas, Alisha y Leysha.

“Vamos a seguir luchando por la libertad de Nelson porque él es inocente, y no se merece esto que le está pasando”, concluyó Nieves.

comparte este articulo en tus Redes Sociales Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Comenta en Nuestras Redes Sociales