Siete mexicanos entre los 10 muertos en camión en San Antonio

Samantha García de Grand Rapids y originaria de San Antonio, Texas, donde murieron los inmigrantes, dijo que el trato de personas y secuestros de mujeres es algo que pasa a menudo en el estado de Texas, de donde ella es. (Foto: Joel Morales/ El Informador)

“Eso estuvo horrible, pero también podría ser un montaje de la migra como propaganda, porque no quiere que la gente cruce la frontera”. – Comentario de Elba Hernández, residente de la ciudad de Grandville y oriunda de Managua, Nicaragua a El Informador.

Por Joel Morales

El Informador

WYOMING, MI

joel@elinformadorusa.com

Una operación de trato de personas que comenzó el pasado domingo por la noche en Laredo, Texas, con destinación a una tienda Walmart en San Antonio, Texas, terminó en una tragedia.

La Oficina de la Fiscalía de Estados Unidos dijo que de 39 personas que iban en un camión de 18 ruedas, 10 murieron y que otros 30, entre ellos personas de México y Guatemala, fueron llevados a hospitales para recibir tratamiento médico por exposición al calor y asfixia.

La policía de San Antonio todavía se encuentra intentando determinar los países de origen de los fallecidos, sin embargo, el cónsul general de México, Rayna Torres, confirmó el domingo que hubo ciudadanos mexicanos entre los difuntos.

James Matthew Bradley Jr., de 60 años, quien conducía el camión donde iban los inmigrantes sin agua, comida ni ventilación, fue arrestado y puesto bajo custodia. Al cierre de esta edición estaba citado para aparecer frente a un juez en la corte federal.

“Eso estuvo horrible”, nos dijo Elba Hernández, residente de Grandville y oriunda de Managua, Nicaragua. “Pero también podría ser un montaje de la migra como propaganda, porque no quiere que la gente cruce la frontera”, agregó.

Dijo que, en la frontera, personas están poniendo a gente muerta con bebés para asustar a los inmigrantes a no pasar a Estados Unidos.

“Lo que pasó en Texas no va a parar mientras que aquí haya trabajos y la sequía siga en nuestros países”, también dijo la mujer. “Puede ser verdad o puede ser mentira. No es la primera vez que encuentran a gente muerta adentro de un camión. Esto es horrible, yo estoy asustada”, agregó.

De su parte, Samantha García, de 30 años, quien nos dijo es originaria de San Antonio, Texas donde ocurrió el incidente, dijo que la política contra los inmigrantes es lo que ha llevado a los inmigrantes a tomar medidas más extremas para entrar a territorio norteamericano.

“¡Este es un problema enorme en San Antonio!”, dijo García. “En las tiendas de Walmart puedes encontrar paredes enteras de fotografías de personas desaparecidas. Las personas envueltas en el trato de personas están robándose a las mujeres de la calle. Entran a la tienda y observan quien hay adentro, luego, cuando las mujeres caminan de regreso a sus carros, las secuestran”, agregó.

La mujer tejana dijo que espera que después de este último incidente, el gobierno abra los ojos a la gravedad de lo que es el trato de los seres humanos.

“Tengo tres hijas, una de 6 meses, una de 3 años y una de 12”, dijo García. “Es alarmante el mundo en el que estamos viviendo”, agregó.

Adán Lara Vega, de 27 años, de México, quien se desmayó y despertó en un hospital, dijo que después de la primera hora del viaje de 150 millas, de Loredo hasta San Antonio, comentó que al principio del recorrido del camión pudiera haber habido entre 80 a 170 personas encerrados en el camión, donde la gente comenzó a llorar y a pedir agua.

“Para maximizar sus ganancias criminales, los contrabandistas de seres humanos metieron a más de 100 personas en un camión en el calor sofocante del verano resultando en las muertes”, dijo Thomas Homan, director interino del Departamento de Inmigración. “Los traficantes han demostrado repetidamente, que tienen absolutamente ninguna consideración para la vida humana. Nuestros oficiales y agentes de ICE, juntos con nuestros socios de los departamentos de policía, vamos a perseguir a estas personas y los vamos a traer a la justicia”, agregó.

En abril del 2014, Eddie Jackson, de 31 años de edad, de Grand Rapids, fue la primera persona sentenciada en el Oeste de Michigan por traficar a jóvenes menores en Grand Rapids y Muskegon, para propósitos de sexo, recibiendo una pena de 30 años en prisión. El próximo año, Christopher T. Bryant, de 25, de Detroit, fue sentenciado a 40 años después de ser hallado culpable de prostituir a tres menores de edad en Lansing y una en Phoenix, Arizona.

Las autoridades también dijeron que la licencia comercial del conductor estaba suspendida. Al ser hallado culpable del crimen de trato de seres humanos, Bradley Jr. podría recibir una condena de muerte.

James Matthew Bradley Jr., el hombre que conducía el camión, hasta la fecha ha negado saber que llevaba a los personas en el remolque del mismo. (Foto cortesía: La Opinión)

El camión donde fallecieron los inmigrantes es removido de la tienda Walmart en San Antonio, Texas, donde ocurrió la tragedia. (Foto cortesía: La Opinión)
Adán Lara Vega, de 27 años de edad, un inmigrante de México quien hizo el viaje de El Paso, Texas hasta San Antonio, Texas, quien se desmayó en el transcurso, despertando en un hospital al recobrar la consciencia. (Foto cortesía: KSATSA)
Frank Fuentes González, de 20 años de edad, oriundo de la Ciudad de Guatemala, Guatemala, y un participante del programa DACA, y uno de diez inmigrantes que murieron sofocados en el camión en San Antonio. (Foto cortesía: GFM)
Elba Hernández, de Grandville y oriunda de Managua, Nicaragua, quien le dijo a El Informador, que mientras haya trabajos en Estados Unidos y continúe la sequía en los países latinoamericanos, tragedias como la vista en San Antonio el domingo seguirán ocurriendo. (Foto: Joel Morales/ El Informador)
Agentes de la ley del Departamento de Policía de San Antonio, a la derecha, mientras investigaban el incidente de trato de personas, donde murieron 10 personas el domingo, 23 de julio.
comparte este articulo en tus Redes Sociales Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Comenta en Nuestras Redes Sociales