Inicio SLIDE Hispano que le disparó a joven en espalda por supuesto robo de...

Hispano que le disparó a joven en espalda por supuesto robo de cigarrillos ira a juicio

468
0

Por Joel Morales/GRAND RAPIDS, MI

ARTICULOS RELACIONADOS   Agentes fronterizos pueden registrar equipos electrónicos sin orden judicial

Hace dos meses y medio que el hispano José Guadalupe Morín, de 69 años de edad, de Grand Rapids, quien opera el negocio E & J Laundromat en el 1253 de la avenida Kalamzoo SE le disparó a un joven de 16 años de edad en la espalda, al pensar que iba robar algo de su tienda.

El lunes 20 de noviembre, Morín volvió a verse cara a cara con el menor en la Corte del Distrito 61 en Grand Rapids durante la audiencia preliminar del mismo y El Informador fue el único medio de comunicación en hacer presencia, ya sea de habla hispana o inglés.

El juez Michael J. Distel ese día decidió, que existe suficiente evidencia para mandar el caso a juicio. Al ser hallado culpable, el propietario latino, quien enfrenta un cargo de agresión con intención de causar grandes daños corporales menos de homicidio, podría recibir hasta 10 años de prisión.

Durante la audiencia, el fiscal Felix Tarango como también el abogado del joven, Jeffrey T. Kortes, cuestionaron al menor quien apareció con máscara de protección sobre su rostro, al detective Case Weston, quien fue el primero en responder a la escena el 12 de septiembre y a Elvira T. Banda, quien estaba trabajando en la tienda la tarde del incidente y quien dijo haber estado casada con el acusado en el pasado y que junto con Morín administran la tienda.

Durante la audiencia, el joven, cuyo nombre ni fotografía publicaremos por su edad, testificó que juntamente con un primo entraron al negocio con solo $1 dólar entre los dos, para comprar refrescos. Dijo llevar puesto una máscara de esquiar que cubría casi la totalidad de su semblante excepto por sus ojos y una sudadera con gorra que le tapaba la cabeza. 

ARTICULOS RELACIONADOS   Nuevo Gerente de la Ciudad de GR bien recibido por empresarios latinos

«Abrí la puerta detrás del mostrador, agarré los cigarrillos para después encontrarme tirado sobre el piso», dijo el joven, quien en ese momento no se había dado cuenta que su cuerpo había sido impactado por una bala. «Me rodé sobre mi espalda, luego sobre mi estómago.  No podía respirar y deseaba morir por tanto dolor que estaba sintiendo», agregó.

El menor señaló que la bala penetró aproximadamente tres pulgadas de su cuello y al centro de su columna vertebral, la cual nunca salió de su cuerpo y que en lugar fue absorbida, rompiendo algunas de sus costillas.

Durante la audiencia, que empezó a la 1:30 pm y concluyó cerca de las 3:30 pm, Morín escuchaba los testimonios, pero mantenía su mirada fija frente a él. En la misma, Banda también testificó haber oído al Sr. Morín decirle al joven varias veces, que si no iba a comprar algo que se saliera de la tienda.

El detective testificó, que cuando llegó a la tienda a las aproximadas 7:45 de la noche, vio decenas de cigarrillos desparramados sobre el suelo del negocio y que Morín le dijo que había sido asaltado hace dos años atrás, y que por esta razón portaba un arma.

«Esa tarde abrimos la tienda como a las 6 de la tarde como de costumbre, entraron un par de clientes, compraron algo y se fueron», dijo Banda. «Observé que los jóvenes subían y bajaban uno de los pasillos y escuchaba a José que les decía que se salieran, pero no respondían. La mayoría del tiempo, el joven mantenía sus manos en sus bolsillos», agregó.

Añadió que una vez que iba saliendo el menor de la tienda, pausó cuando miró los cigarrillos que estaban detrás del mostrador y que luego se lanzó hacia ella, atemorizándola.  Dijo que fue cuando escuchó un tiro y vio al joven caer.  Luego, que llamó a la policía.

ARTICULOS RELACIONADOS   Joven es asesinado a tiros en plena cuarentena por COVID-19

«Lo que escuchamos aquí hoy es que no hay duda de que el Sr. Morín disparó y que le impactó al joven en su espalda. No hay duda que el joven tiene 16 años de edad.  Es indiscutible que el menor no tenía dinero y que se robó los cigarrillos», dijo el fiscal Tarango. «La pregunta es, ¿Tuvo que disparar contra su espalda por $5 dólares de producto?».

De su parte, el abogado Kortes dijo que su cliente no sabía si el joven portaba un arma o cuchillo, que el joven intentó intimidar a la pareja, lanzándose hacia Banda y atacándola.

«Por estas razones, creemos que el caso no debería mandarse a juicio», dijo el abogado del menor.

Después de escuchar al abogado y al fiscal, el juez Distel, quien tuvo la última palabra dijo:  «Creo que, según el estándar de evidencia de causa probable, sacar el arma y disparar fue un comportamiento agresivo».

«Fue la decisión correcta. El joven si se robó algo, pero eso no significa que deberían disiparle por eso», nos dijo el fiscal Tarango a la conclusión de la audiencia preliminar.  «¿Qué pasa si empiezan a dispararle a la gente que se roba en la tienda Meijer?», también preguntó. ¿De qué estamos hablando aquí, de un par de dólares?  ¿El joven pudo haber quedado paralizado o muerto por $5 dólares de producto?», terminó diciendo.

Morín permanece libre bajo una fianza de $5,000 mil dólares y bajo condición de la misma, que no puede poseer un arma.

Artículo anteriorTres personas resultan heridas en un accidente de tres autos en el condado de Ottawa
Artículo siguienteCiudad de Battle Creek invita a la comunidad a nombrar los quitanieves