Una marcha de mucha diversidad, pero poca gente

Editorial por Luis Molina

ería una victoria gloriosa que se lograra la razón por la cual se llevó a cabo la marcha el día primero de mayo “Licencias de conducir para todos” en la ciudad de Grand Rapids, Michigan; donde activistas y organizaciones siguen luchando para que el gobierno regrese las licencias de conducir a los indocumentados que residen en el estado.

Ya hace más de una década que Michigan dejó de dar las licencias de conducir a quienes no cuentan con un estatus legal para estar en el país, algo que se puede considerar un duro golpe para miles de latinos.

La marcha que se llevó a cabo este primero de mayo es la tercera de manera consecutiva que se realiza en la ciudad, cabe destacar que fue muy poco el apoyo por parte de los latinos en dicha marcha. En cambio, el apoyo por parte de los blancos fue mayor, los cuales a pesar de que no necesita dicho documento “Licencia de conducir” hicieron mayor acto de presencia que los propios hispanos.

Será un difícil y largo camino que recorrer puesto que el gobierno al ver tan poca gente en dicha marcha no hará más que pensar que el regresar las licencias es algo innecesario y menos nos voltearán a ver en el futuro.

Algo que si sorprendió en la marcha fue ver la gran cantidad de policías de diferentes departamentos que estaban listos para apoyar la caminata y algo que se le debe aplaudir es el buen cuidado que brindaron a todos los manifestantes al ayudarlos a cruzar las avenidas puesto que esta vez no les permitieron caminar por las calles, sino solamente por las banquetas algo que sin duda alguna quitó fuerza a la manifestación, pero le dio mayor orden.

La iniciativa y el porqué de la marcha es sin duda excelente, lo triste de todo es que cada año son menos y menos las personas que participan en ella y al grado que pasan los años y al paso que vamos podremos contar los asistentes con los dedos de una mano lo que apunta a que será más difícil que nos volteen a ver.

En años anteriores fue más el entusiasmo, incluso los negocios cerraron sus puertas para apoyar esta iniciativa, pero esta vez un 99% ciento de los negocios se retractaron y decidieron abrir sus puertas como cualquier otro día normal.

Anhelamos el día en que los titulares de todos los medios celebre la gran noticia de que Michigan otorgará de nuevo licencias de conducir a los indocumentados, pero por mientras tocará esperar y ver que nos depara el futuro.

comparte este articulo en tus Redes Sociales Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Comenta en Nuestras Redes Sociales