Madre de joven que se quitó la vida, implora a otros a no guardar silencio

“Recuerdan difunto durante vigilia con discursos, velas, lámparas y globos”

 

Por Joel Morales

El Informador

KALAMAZOO, MI

joel@elinformadorusa.com

La repentina muerte de Alejandro “Alex” Juan Sánchez, de 15 años de edad, quien se quitó la vida el pasado viernes en la ciudad de Kalamazoo, impactó a muchos. Esto fue evidente por las más de 300 personas que llegaron a su vigilia de velas el martes, 24 de enero, por la tarde en el parque Milham, la mayoría de ellos estudiantes de la escuela secundaria Kalamazoo Loy Norrix.

La madre del joven difunto, Joanna Sánchez, reconoce que su hijo, quien estaba sufriendo de la depresión, está muerto y que nunca va a regresar, razón que hizo una súplica a sus amistades y a los padres de estos a no callar, y que hablen cuando escuchen algo alarmante de uno de sus hijos.

La hispana dijo que el suicidio de su hijo, quien fue encontrado en el closet de su recámara en su casa por un amigo, la tomó por sorpresa, y que como era una persona reservada, nunca se dio cuenta que estaba deprimido y que, si lo hubiera sabido, le hubiera conseguido ayuda.

“Lo siento mucho por esta pérdida de todos nosotros”, dijo Sánchez, madre de seis hijos, entre lágrimas durante la vigilia, parada frente a un árbol con una fotografía del fallecido y con una sudadera con imágenes de su hijo y las palabras: “Siempre en nuestros corazones”. “Yo sé que él (Alex) dijo que yo dije cosas que lo hicieron sentirse como se sentía, pero mi hijo no comprendía que yo era una madre y que yo le iba enseñar entre lo bueno y lo malo, que le iba a decir que tenía que ir a la escuela, que tenía que comportarse bien, que no tirara sillas y que no gritara a todo pulmón, pero yo soy una madre y eso es lo que hago”, agregó.

En entrevista con El Informador, Sánchez dijo que no importa por lo que esté pasando la juventud, que existe ayuda. Dijo que es importante hablar, aún si un amigo dice que no digas nada porque confían en ti, porque pudiera ser muy tarde. Dijo que hay consejeros, médicos y psicólogos que pueden ayudar para sacar los sentimientos que tiene por dentro, como medicinas que pueden controlarlos.

 

“Mi hijo se guardó sus sentimientos y yo no los conocía, sus amigos sabían más que yo”, dijo la madre entre gemidos y llantos de la muchedumbre. “En veces y por periodos breves reaccionaba mal, pero no le gustaban las confrontaciones ni los argumentos. Cuando alguien alzaba la voz, el alzaba su voz con más fuerza, por eso no entendía lo que ocurría con él, pensaba que estaba de mal genio. Algo estaba pasando en su mente que ni el mismo entendía”, agregó.

Hablamos con una docena y media de amistades del joven difunto, entre ellos, Bryce Holmes, quien fue quien encontró al joven hispano sin vida, Sierra Misner, Kamryn Stratton y Aviona Hawkins Davis, quienes fueron las que organizaron la vigilia, Mytchell Davis, Joey Gillard y Rodolfo Sánchez, buenos amigos del difunto quienes dijeron que su muerte fue inesperada, y con

Brandon Eldred, Kayla Kreutz, quien llevó un peluche de un osito y una tarjeta a la vigilia, como con Matthew Molina, quien fue vestido en una sudadera con la imagen del fallecido.

Varios de ellos mencionaron la ex novia (Adriana) del joven difunto, diciendo que últimamente le había ocasionado mucho dolor, y que quería morir. Uno nos dijo que en una ocasión, les había dicho que si pensaba quitarse la vida, antes de hacerlo iría a la escuela y nos saludaría a todos.

“Un día antes de que se quitara la vida (19 de enero), nos saludó de mano a todos, pero aunque nos dijo que ya no quería seguir viviendo, no lo tomé en serio”, dijo su amigo Mytchell.

Antes de que concluyera la vigilia, una joven entre la muchedumbre gritó, “¿Si alguien tiene el número de teléfono de Adriana, le pueden llamar para que venga? Ella merece venir”, a lo que la madre del joven difunto dijo, “Yo quiero que ella esté aquí, no fue la culpa de ella, pero si ustedes quieren culpar a alguien, cúlpenme a mí”.

Minutos después, la ex novia llegó al parque y la muchedumbre se abrió y dejó pasar a la joven, hasta que llegó a donde estaba parada la madre, quien la abrazó y donde lloraron juntas.

Todas las personas con quien hablamos nos dijeron algo en común; que el joven hispano era una persona graciosa y que siempre los estaba haciendo reír.

“Existen enfermedades (en la sociedad) pero también existe ayuda para ellas”, dijo Sánchez, su esposo y sus hijos a su lado. “Hay personas que lo quieren todo, que se sienten mal porque la casa nunca está limpia o porque sus mejores esfuerzos nunca son reconocidos y esto les molesta por dentro y no saben por qué”, dijo Sánchez. “Hay que estar pendientes de nuestros hijos, escucharlos y hablar si los oímos diciendo cosas despreocupantes”, concluyó.

De acuerdo con un el Centros para Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, el 16% de jóvenes consideran el suicidio y uno de cada 11 lo intentan por lo menos una vez.

El programa OK2SAY es un programa que se creó para combatir la violencia en las escuelas, pero que ha ayudado a prevenir muchos suicidios en las mismas. Estudiantes pueden llamar al teléfono 1-855-565-2729 las 24 horas del día y de manera confidencial para reportar alguna situación de emergencia como mandar un mensaje texto a 652729 o por correo electrónico a ok2say@mi.gov.

comparte este articulo en tus Redes Sociales Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Comenta en Nuestras Redes Sociales