De las patadas a las luchas

Por: Miguel Ángel/El Informador

Wyoming, MI. –
aludos amigos del Informador, muy pocos atletas en el mundo se pueden dar el lujo de estar en el máximo nivel de un deporte y pasar a otra disciplina llegando también a lo más alto. Este es el camino de Tim Wiese, un atleta que pasó de la Selección de Futbol Alemana al ring de la WWE. Tim Wiese, es un ex portero alemán que jugó para el Wender Bremen y para la selección de su país (ganó el tercer lugar en el Mundial de Sudáfrica 2010 y el tercero en la Eurocopa 2012).

Fue una de las opciones para José Mourinho cuando dirigía al Real Madrid, pero no se concretó porque para Wiese era imposible ser titular teniendo una leyenda como Iker Casillas delante de él. Así que, en 2012 tomó una decisión, eligió ir al Hoffenheim, un club que aspiraba a entrar en competiciones europeas por esas épocas. La suerte no lo acompañó y además de los malos resultados, su mala relación con la afición lo llevó a la banca; fue entonces que la directiva tomó la decisión de apartarlo del equipo aun cuando tenía contrato hasta este 2016. Wiese pasó cerca de un año sin jugar, periodo en el que inició su transformación ¡y vaya cambio!

Se metió de lleno al gimnasio y encontró en los “fierros” y aparatos, el motor para salir adelante y encarar su frustración. Paso de 91 kilos (en su época de portero) a 120 kilos de puro “power”. Su estado físico fue el motivo perfecto que encontró su entonces equipo para rescindirle el contrato, ya que con tanta masa muscular era imposible regresar a la portería. Así apareció la WWE, empresa que conocía la historia del ex-seleccionado alemán de futbol, lo contactó y le propuso aparecer en un evento especial en Frankfurt como parte de su “roster” en el mercado alemán y para la cual trasmite sus eventos desde hace 18 años.  Lo cierto es que la WWE es un universo en donde las cosas no son nada fáciles para ningún luchador, aún para un gran atleta como Wiese.

Como punto a favor se habla de su carisma y conexión con el público, algo fundamental para triunfar en la lucha libre. Ahora sabemos que su transformación de los últimos años valió la pena y puede otra vez llegar a lo más alto como ya lo hizo en un Mundial y en una Eurocopa, pero ahora en otro deporte, tan difícil, tan exigente y complicado como la Lucha Libre Profesional.

Nos leemos la próxima y recuerden: “El que no arriesga, no gana”.

comparte este articulo en tus Redes Sociales Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Comenta en Nuestras Redes Sociales