Tiroteos tiñen de rojo a Grand Rapids

“Este nivel de violencia simplemente no será tolerado”-GRPD

Por Edgar Castro/El Informador

www.elinformadorusa.com

GRAND RAPIDS, MI (ELINF).- Esta semana la ciudad de Grand Rapids ha vivido momentos de inusual violencia al presentarse 9 tiroteos en distintas áreas. Hasta el día martes se habían presentado siete tiroteos en menos de 60 horas, que dejaron a 5 personas heridas.

El pasado martes aproximadamente a las 9 a.m. se presentó otro ataque armado en el bloque 100 de Corinne Street SW entre las avenidas Buchanan y Division.

Al llegar a la escena los oficiales encontraron a la víctima, descrita como un hombre de 30 a 40 años, en condición crítica a punto de morir. Inmediatamente se le suministraron los primeros auxilios, incluido RCP, para trasladarlo a un hospital a recibir una cirugía de emergencia.

En el lugar el Sargento Dan Adams señaló que la condición del afectado era crítica y a pesar de que se usaron unidades K-9 para rastrear a los dos sospechosos del tiroteo, no tuvieron éxito. En el área se pudo observar a forenses y encargados de balística recabando evidencia.

Sin embargo, en el mismo momento del incidente se reportó otra agresión armada en una cuadra al norte donde una mujer fue agredida a tiros mientras se encontraba dentro de un auto frente a una casa en Dickinson Street SW.

Cuando se le cuestionó al sargento Adams si estaban relacionados ambos incidentes indicó que era “demasiado pronto dar por sentado la conexión entre los tiroteos sin una investigación detallada sobre los hechos”.

“No solo esto es preocupante, es completamente inaceptable. Esto es Grand Rapids. Esta es una comunidad maravillosa, es una ciudad segura; este tipo de comportamiento y nivel de violencia simplemente no serán tolerados” enfatizó Adams.

“Esta no es una ciudad enorme. Es como si todos conocieran a los demás, y la gente sabrá quién está involucrado. Por lo que es importante que por favor cualquier información por más pequeña que sea nos la hagan saber de forma anónima o directa. No podemos seguir permitiendo que esto suceda”, señaló el sargento.

En el lugar el administrador de la ciudad, Mark Washington, estuvo presente en la escena del tiroteo ya que estaba viajando con Kiddle cuando ocurrió el crimen.

El último incidente se registró el miércoles por la tarde donde un hombre recibió un disparo en la espalda bajo una glorieta en el Joe Taylor Memorial Park. Los hechos ocurrieron aproximadamente a las 2:30 p.m. en 1038 Baxter Street.

Según David Kiddle, jefe interino del Departamento de Policía de Grand Rapids, se desconocen los motivos del ataque. Los oficiales asignados al área donde fue el tiroteo informaron que vieron un Chevy rojo transitando a toda velocidad. Aunque los agentes intentaron detener el vehículo, conducido por un hombre afroamericano que vestía una camiseta blanca y un pantalón negro, el sospechoso salió del auto y escapó de los policías.

Al investigar el camino por donde huyó el hombre encontraron un arma de fuego.

En este nuevo episodio de violencia, Kiddle indicó que la víctima es un hombre de unos 20 años y sus lesiones no se consideran potencialmente mortales. Momentos antes de ingresar a cirugía se encontraba consciente y brindando detalles a las autoridades sobre el tiroteo.

“Esta última agresión armada simboliza todo lo que hemos estado diciendo y sintiendo en los últimos días. Un tiroteo en un parque que lleva el nombre de uno de nuestros oficiales caídos, en un vecindario que está harto de la violencia”, expresó Kiddle.

Los oficiales han estado investigando múltiples escenas desde la noche del sábado, cuando comenzaron los tiroteos en Grand Rapids.

“Nos sentimos muy frustrados, ya que algunas personas saben lo que sucedió aquí y necesitamos que esas personas se presenten y nos cuenten todo lo que saben para que podamos tomar las medidas correctas”, afirmó el Jefe Interino de la Policía de Grand Rapids.

La ciudad de Grand Rapids ha visto un aumento del 49% en la descarga imprudente de armas de fuego en los hogares y un aumento del 8% en el uso de armas de fuego en asaltos en comparación con el año pasado.

Solo el martes, hubo cuatro tiroteos que enviaron a dos personas al hospital.

“Entendemos que necesitamos tener esa confianza de la comunidad, pero en este momento, este es un incidente grave en el que necesitamos aportes de la comunidad y lo necesitamos ahora”, concluyó Kiddle.

comparte este articulo en tus Redes Sociales Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Comenta en Nuestras Redes Sociales