El Tribunal Supremo rechaza evaluar una demanda contra la pena de muerte


Washington, 27 feb (ELINFORMADORUSA/EFEUSA).- El Tribunal Supremo rechazó hoy considerar una demanda que suponía un desafío para la constitucionalidad de la pena de muerte y con la que los abogados de Marcus Reed, un hombre condenado por narcotráfico, trataban de demostrar que ese castigo es cruel e inhumano.
Reed es un hombre preso en el estado de Luisiana y que fue condenado a muerte por matar en 2010 con un rifle de asalto a tres hermanos, incluido un chico de 13 años.
En una breve notificación, el juez progresista Stephen Breyer se opuso a la decisión tomada por la mayoría de los magistrados y expresó preocupación por la forma en la que se aplica en diferentes zonas de Estados Unidos la pena de muerte, un castigo que legalizó en 1976 el propio Tribunal Supremo.
Breyer aseguró que la parroquia de Caddo, el lugar de Luisiana donde fue condenado Reed, ha condenado a muerte, per cápita, a más personas que cualquier otra circunscripción de Estados Unidos.
“El arbitrario papel que juega la geografía en la imposición de la pena de muerte, junto a otros graves problemas, me ha llevado a pensar que la corte debería considerar la cuestión fundamental de la constitucionalidad de la pena de muerte”, argumentó Breyer en su breve notificación.


Los abogados de Reed, de 33 años, habían pedido al Tribunal Supremo que revisara si la pena de muerte vulnera la Octava Enmienda de la Constitución, que prohíbe los castigos crueles e inhumanos.
La decisión se produce en un momento en el que los ocho jueces en activo del Tribunal Supremo se encuentran divididos sobre la pena de muerte, pues los cuatro magistrados progresistas han expresado en diferentes momentos dudas sobre la constitucionalidad de este castigo, como hizo hoy Breyer.
Además, desde la restauración de la pena de muerte en 1976, el Tribunal Supremo ha establecido límites a este castigo para evitar la ejecución de menores y personas con discapacidad.
Desde su legalización, Estados Unidos ha ejecutado 1.446 presos con Texas como el estado con mayor número de condenados a muerte.
Precisamente, hoy el Tribunal Supremo rechazó considerar las demandas de tres presos de Texas en el corredor de la muerte y que pedían que se revisara su caso de manera individual.

comparte este articulo en tus Redes Sociales Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Comenta en Nuestras Redes Sociales