Connecticut: Las calles son más seguras cuando los inmigrantes indocumentados tienen licencia

La ciudad de Connecticut ha declarado que desde que otorgó licencias de conducir a indocumentados se ha visto una reducción significativa en los choques con fuga y una gran disminución en el número de personas declaradas culpables de conducir sin licencia.

Han transcurrido ya cuatro años desde que Connecticut decidió implementar la política de permitir que los inmigrantes indocumentados obtengan licencias de conducir y desde que la implementó más de 50,000 inmigrantes indocumentados han realizado exámenes escritos, exámenes de la vista y exámenes en la carretera para obtener sus licencias de conducir, situación que ha sido tanto beneficioso para los conductores como para el Departamento de Vehículos Motorizados de Connecticut sumando ya en sus arcas varios millones de dólares con el dinero que aportan los indocumentados con este trámite.

Las personas que han obtenido licencias en el estado tienen que recibir un adiestramiento sobre conducción, hecho por el cual las carreteras se han vuelto más seguras, a esto se le suma que los conductores inmigrantes indocumentados conducen de manera más confiada con el hecho de que si chocan no serán acusados de conducir sin licencia y tienen menos probabilidades de huir de un accidente.

Connecticut podría convertirse en un ejemplo claro y una experiencia positiva para que los legisladores de otros estados consideren incorporar leyes similares en su territorio.

comparte este articulo en tus Redes Sociales Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Comenta en Nuestras Redes Sociales