Imagina

Por Miguel Ángel/El Informador

WYOMING, MI.- SALUDOS INFORMADOS amigos… ya se cumplen más de 38 años del asesinato de John Lennon, el extraordinario músico y compositor que saltó a la fama como uno de los miembros fundadores del legendario grupo “The Beatles”.

Lennon es conocido en el mundo entero, de generación en generación como una referencia de la música moderna, pero muy pocos hablan de que, al genio de la música, además de tocar instrumentos, cantar y componer canciones que trascendieron en la historia musical, también le gustaba el deporte. Aun cuando hay versiones de que Lennon no era un gran fanático del fútbol, también se dice que el fut en verdad le gustaba y que por eso aparecía siempre en su vida. A Lennon siempre le agrado el Club de Fútbol Liverpool, que además era su ciudad natal, sin embargo, la factura de pertenecer a un grupo con éxito local primero, y luego mundial, hizo que Brian Epstein, manager del cuarteto hiciera una recomendación a la banda. Nadie podía revelar su gusto por algún equipo en particular, porque eso generaría perder fans que apoyaran a equipos rivales, por lo cual, Lennon tuvo que llevar el amor a sus “Reds” y a la camiseta roja muy internamente, al igual que cuando la selección de Inglaterra ganó la Copa del Mundo de 1966, sin duda, era el precio de la fama.

Pero la recomendación de su manager no impidió que el gusto por el fútbol entre Johnn y The Beatles (excepto George Harrison al que no le agradaba), apareciera en la película animada “The Yellow Submarine”, en la que se incluyó una escena de un partido entre el Everton y el Liverpool. Así, el fútbol aparecía de manera constante y se dice que como los futboleros del grupo eran Lennon (quién era el que mejor jugaba) y McCartney, pudieron llevar su afición hasta sus discos y de ahí que los acetatos recopilatorios The Beatles / 1962-1966 y The Beatles / 1967-1970, llevaron en su portada el primero el color rojo y el segundo el color azul, ya que fue un homenaje a los dos equipos de su ciudad natal, el Liverpool y el Everton respectivamente. Fue también gracias al fútbol, que Lennon entró a la polémica, en el año 1967, especialistas sobre la agrupación dicen que en una conferencia de prensa, John fue cuestionado sobre la final de la Copa Intercontinental entre el Racing Club argentino y el Celtic de Escocia y John se declaró fanático del Racing, situación que causó extrañeza, pero quienes conocían al “Beatle”, dicen que ese arrebato de pasión por el equipo argentino, se debió a la gran rivalidad de siempre, entre ingleses y escoceses.

Lennon, inmortal de la música, quizá no pudo anotar goles en la cancha, pero en curiosidades que tiene la vida, le platicaré que hace unos tres años, un jugador del Atlético Club Goianiense de la Segunda División en Brasil, de nombre John Lennon hizo un espectacular gol a pase de Adriano, apodado en ese país como Michael Jackson ¡imagínese!. El líder de “The Beatles” y el nombrado “Rey del Pop”, aunque en “versiones similares”, se juntaron para hacer una gran jugada que termino en gol y que quedará en las grandes anécdotas del deporte de aquel 2013. A 38 años de que John Lennon este cantando y tocando en otra dimensión, aquí en la tierra se le sigue recordando como uno de los grandes íconos de la música, pero como los genios, también son humanos, el deporte no podía pasar inadvertido en su vida y como buen inglés, el fútbol lo llenó de pasión como a cualquier aficionado. ¿Y usted puede imaginar la vida sin músicos como Lennon y sin fútbol?

Nos leemos en la próxima y recuerden: “Imaginemos cosas ch%#$*&, bueno solo las imaginemos hagámoslas”.

comparte este articulo en tus Redes Sociales Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Comenta en Nuestras Redes Sociales