La difícil tarea de ser árbitro de fútbol

Santos Aldama uno de los mejores árbitros en las ligas de Grand Rapids, recibiendo uno de los muchos trofeos que ha ganado por su trabajo. (Foto: Miguel Ángel/El Informador)

Por Miguel Ángel/El Informador
WYOMING, MI.- Me encontraba en una cancha de fútbol observando un partido local y algo acaparó mi atención: El árbitro. Fue en ese momento que me pregunte ¿Qué tan difícil o fácil será llevar a cabo un partido de fútbol, donde todos gritan, alegan, tiran manotazos, el público le recuerda a su jefecita al árbitro y demás? Los que juegan al fútbol saben de lo que hablo.

Por esa razón, me di a la tarea de preguntarle a un experto en el tema arbitral.

Santos Aldama Esparza, originario de El Lucero, Durango, con más de 9 años de experiencia en el terreno de juego y con un sin fin de partidos pitados, entre ellos finales de los mejores equipos de Grand Rapids y sus alrededores.

“Cada vez que rueda un balón de fútbol me emociono, me gusta mucho este deporte, lo disfruto bastante. Comencé a querer ser árbitro un día que estaba viendo un partido de fútbol aquí en Grand Rapids, donde el protagonista principal era el árbitro, de ahí me dije que quiero dar lo mejor de mí y hacer que el gremio arbitral sea respetado.

Comencé siendo un árbitro de línea o abanderado, y en ese primer año me dedique a aprender de mis compañeros, como hacían su trabajo, como se dirigían a los jugadores y al siguiente año empecé la difícil tarea de impartir justicia en el terreno de juego.

Gracias a mi trabajo dentro y fuera de las canchas de futbol me he ganado el respeto de los jugadores y los entrenadores, me gusta dialogar con los jugadores, advertirles que se dediquen a jugar y yo a arbitrar. Cada quien hace su trabajo y todos contentos. Me gustaría y tengo planes a futuro de hacer un gremio de árbitros, donde cada árbitro tendría que ser puesto a prueba y ser certificado para poder pitar. Lo veo un poco difícil porque las ligas no están dispuestas a dar su brazo torcer y no quieren cooperar para poder hacer una sola liga con sus diferentes categorías y así sería mucho mejor para todos.

Para ser árbitro se necesita pasión, que te guste lo que estás haciendo, y si lo haces con respeto y no ponerse al “Tu por tu” con jugadores y entrenadores te la llevas más fácil. Me gustaría decirles a los jóvenes que están interesados en el arbitraje que se acerquen y resuelvan sus dudas que tengan sobre esta profesión. Aquí les podemos ayudar junto a otros compañeros árbitros. El tiempo no perdona y si no educamos a nuestros jóvenes no tendremos en unos años más adelante buenos árbitros locales, que puedan llevar a buen puerto un partido de fútbol.”

Estas fueron las palabras de Santos Aldama, conocido simplemente por “Santos”, uno de los mejores árbitros aquí en el área de Grand Rapids. MI. ​

comparte este articulo en tus Redes Sociales Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Comenta en Nuestras Redes Sociales