Inicio OPINION EDITORIALES Día de la Mujer, algo más que solo destruir propiedad ajena

Día de la Mujer, algo más que solo destruir propiedad ajena

111
0

Opinión por Héctor Loya

Cada 8 de marzo representa muchos retos para la mujer y uno de ellos es la responsabilidad de trabajar por un mundo más igualitario.

En este día hay múltiples escenarios, por una parte las felicitaciones por ser “un regalo de la naturaleza” o “la cosa más bonita de la creación” y por el otro el de las personas que han enfrentado la dolorosa pérdida de una mujer por la violencia o también por la de la desigualdad que viven día a día.

Si bien es cierto el feminismo ha avanzado mucho en el camino hacia la igualdad de género en los últimos años pero aún falta mucho por avanzar a nivel mundial.

Como cualquier otra causa que pretenda conseguir un objetivo tan difícil como la igualdad, hay muchos obstáculos. Algunos logran sortear y otros, los más sutiles y persistentes no y ese día es la oportunidad perfecta para salir a las calles y manifestarse por esas nobles causas.


Sin embargo y pese a este objetivo primordial en varios países, incluyendo a México, se ve como grupos feministas salen a las calles y aprovechan la ocasión para generar disturbios y realizar actos de vandalismo y destrucción de la propiedad pública y ajena.

Y lo sabemos porque en redes sociales se han viralizado muchisimos videos de cómo estos grupos de choque no respetan ni las bayas que ponen en edificios de gobierno, bancos, incluso tiendas y quiebran vidrios, llenan de graffiti, lanzan bombas molotov y hasta golpean personas, principalmente hombres, en la vía pública.

Desde mi punto de vista es un acto vergonzoso, un acto que sólo deja ver la falta de educación y valores que se les ha inculcado en el hogar, aunque afortunadamente no todas las mujeres son así y no todas manifiestan y exigen sus derechos de esta manera.

Tengo la suerte de tener en mi vida a muchas amigas y familiares muy inteligentes y conscientes de la realidad y de las que he aprendido muchas cosas, y gracias a estas personas es que he aprendido que el Día Internacional de la Mujer es mucho más que destruir la propiedad ajena, sino que es para reconocer y celebrar con esas personas que día a día luchan por tener un futuro mejor sin tener que recurrir a actos de destrucción.

No olvido, sin embargo, que estamos lejos de ser una sociedad equitativa que respete los derechos básicos y por eso los esfuerzos deben continuar reconociendo que históricamente las mujeres han tenido que enfrentar: discriminación, disparidad, opresión e injusticia y que la lucha por una sociedad más igualitaria continúa.