Inicio AUTOS Genesis GV60, el primer eléctrico del fabricante coreano no deja a nadie...

Genesis GV60, el primer eléctrico del fabricante coreano no deja a nadie indiferente.

199
0

Por: Roger Rivero

El 2025 está “al doblar de la esquina” como quien dice, y ese es el año en que el fabricante coreano Genesis, dejará de introducir nuevos vehículos con motores de combustión interna. La transición se completará cinco años después, pero justo ahora, tenemos la oportunidad de asomarnos a ese inminente futuro, de la mano del primer modelo eléctrico de la división de lujo de Hyundai, el 2023 Genesis GV60.

De los primos hermanos corporativos Kia y Hyundai, ya hemos conocido modelos eléctricos que luego de probarlos, nos han dejado buena impresión. El GV60 es un SUV compacto de lujo que está construido sobre la misma plataforma utilizada en el Hyundai Ioniq 5 y el Kia EC6. Genesis adereza la fórmula con una jugosa cantidad de caballos de fuerza, tecnología, refinamiento y suficiente lujo como para no dejar a nadie indiferente.

Desde afuera y por dentro

Recuerdo vivamente las miradas curiosas y hasta las preguntas sinceras cuando comencé a probar autos de Genesis. El fabricante ha descollado en los últimos años por presentar sedanes y utilitarios que tornan miradas en la calle, algo que quizás no se repita con el GV60. De frente puede llegar a ser atractivo (cuasi cómico y sonriente) con el capo bajo en forma de concha que muestra con discreción el emblema de la marca, y una parrilla plana ahora más baja.  

La fisonomía clásica del SUV la camuflan en lo que parece ser más un sportback o hatchback. Observado de flanco, las cosas cambian. Se vuelve rechoncho con voladizos abreviados que lo hacen parecer aún más corto de lo que debería. Dicho esto, el GV60 tiene un aspecto interesante a su manera, que quizás desagrade a algunos, pero complacerá a otros. Genesis nos ha acostumbrado a interiores de excelente diseño y calidad, que han sido el motivo de atracción de los no iniciados a la marca coreana. El del GV60 no es tan exclusivo como el de otros vehículos Genesis, pero incluye algunos detalles interesantes, como una atractiva y sugerente «esfera de cristal» en la consola central que, al encender el auto, gira para mostrar un selector de marchas giratorio.

Tratándose de un auto eléctrico, el espacio interior es abundante y los asientos delanteros tienen buena combinación entre comodidad y apoyo. El asiento trasero es ajustado en espacio para la cabeza y apretado en espacio para los pies bajo los asientos delanteros.  La fila trasera es cómoda para adultos, pero las personas más grandes podrían preferir más espacio para las piernas, que solo alcanza 37.6 pulgadas o 95 centímetros. La capacidad de carga de 24 pies es excelente para un SUV compacto.

Equipamiento y seguridad

ARTICULOS RELACIONADOS   Kia cuela un gol con el EV6.

En la mayoría de los autos eléctricos las enormes pantallas digitales acaparan la atención, pero no en el Genesis GV60. Aquí la ya mencionada esfera iluminada de cristal grabado en el centro de la consola marca la diferencia, y su función no es solo estética, pues también nos ayuda a saber cuándo el auto está encendido, algo que no siempre es sencillo de determinar en los eléctricos o EV.  Es un toque futurista en el auto, pero no el único.

También hay más futurismo en su función de reconocimiento facial. Se pueden desbloquear las puertas sin usar las llaves en caso de olvidarlas o si quizás quiera considerarlas cosa del pasado. Una vez en el interior se puede arrancar el GV60 con nuestra huella dactilar, lo que ha provocado alguna que otra broma de amigos interesados en la alternativa de desmembrar mi dedo, para hacerse con el coche.

Una pantalla de 12,3 pulgadas se sitúa en la parte superior del salpicadero y se le une un cuadro de instrumentos digital adyacente detrás del volante del mismo tamaño, lo que casualmente parece una larga pantalla de más de 20 pulgadas horizontales. Le llevará algún tiempo para dominar todos los vericuetos de la interface del sistema de información y entretenimiento, pero le aseguro que cuando lo logre, podrá disfrutar de uno de los sistemas más intuitivos y de mejor diseño en el mercado.

Los gráficos son nítidos y de buen tamaño, la respuesta táctil es instantánea y el dial redundante de la consola central facilita la navegación por todos los ajustes, aunque la pantalla es muy fácil de alcanzar con los dedos. El problema está en la conexión con los teléfonos. Como es común (y algo inexplicable) en la mayoría de los productos Hyundai, Genesis y Kia de gama alta, para acoplar con Android Auto o Apple CarPlay no hay opción inalámbrica.

ARTICULOS RELACIONADOS   2024 Subaru Outback Wilderness. Una navaja suiza lista para la aventura.

Entre los elementos de seguridad activa y asistencia al conductor de serie se incluyen el frenado automático de emergencia con detección de peatones y ciclistas, el aviso de ángulo muerto y de tráfico cruzado trasero, el frenado automático de emergencia en marcha atrás, asistencia de centrado de carril, el aviso de salida de carril, la asistencia de mantenimiento de carril, el control de crucero adaptativo y las luces largas automáticas. Un sistema de sonido Bang & Olufsen con 17 bocinas, proyección en el parabrisas, plataforma de carga inalámbrica, portón trasero eléctrico, asientos delanteros calefactados y refrigerados, y techo panorámico de cristal son todos estándar en el GV60 de Genesis.

En la carretera

El modelo Advanced del GV60 tiene una potencia combinada en sus dos motores eléctricos de 314 caballos, mientras que el acabado Performance como el que probamos, llega a los 429 caballos de potencia, con una interesante sorpresa de color verde claro en el volante, con la inscripción “Boost”. El botón Boost del modelo Performance debería tener un color más vivo, pues al presionarlo, el GV60 pasa de 429 a 483 caballos y 516 libras pie de torque, en un violento aventón que deslumbra y amedrenta las primeras veces que se utiliza. El tirón dura unos 10 segundos, suficiente tiempo para mirar cómo todos quedan rezagados en la carretera.

Con ese modo de conducción activado, logramos llegar a los 100 kilómetros o 60 millas por hora en solo 3,7 segundos. Todo este incremento en potencia tiene un costo asociado. El GV60 Performance es capaz de recorrer 235 millas con la batería cargada, algo por debajo de la media en este punto de precio. Los modales en carretera del GV60 son bastante refinados, pero su manejo aún permite mejoras, al menos si nos referimos al modelo Performance. Incluso en el modo de conducción Sport, hay demasiado balanceo de la carrocería cuando entras con fuerza en una curva, y la dirección asistida electrónica no proporciona una gran respuesta.  A velocidad de crucero, el GV60 es apacible, y solo las irregularidades más grandes de la carretera entran a la cabina con intensidad.

En casa, con una toma doméstica de 120 voltios, el GV60 tardará unas 68 horas en cargarse. Quienes tengan 240 voltios (Nivel II) solo necesitarán unas siete horas. Con una estación de carga rápida de Nivel III pasará de una carga del 10% al 80% en unos 18 minutos, siempre que no le suceda como a mí, que luego de media hora estirando las piernas mientras cargaba el Genesis, regrese para encontrar un mensaje sobre algún problema que interrumpió la carga a los 6 minutos.

ARTICULOS RELACIONADOS   Chevrolet Acadia 2020. Algo de lujo a un precio razonable.

El GV60 también admite la carga V2L, que permite utilizar la batería del vehículo para alimentar electrodomésticos, aparatos electrónicos u otros equipos externos.

Para escoger

El Genesis GV60 2023 está disponible en dos acabados: Advanced y Performance. Ambos modelos tienen un equipamiento de serie similar. El Performance tiene una autonomía ligeramente inferior, pero es más potente y cuenta con algunas mejoras mecánicas y de confort. La tracción total es de serie en ambos acabados.

No hay paquetes de opciones disponibles. Solo podría elegir un trabajo de pintura más vistoso por cerca de $600 dólares. El Genesis GV60 Advaced comienza en $59,290, mientras que la versión de rendimiento o Performance salta a los $68,290. Para muchos el modelo más económico les servirá bien. Consideramos que los $9,000 dólares de diferencia entre los dos modelos es algo difícil de justificar.

Genesis cubre el GV60 con una excelente garantía de 5 años o 60.000 millas, que extiende a 10 años o 100.000 millas para la transmisión y la batería. Genesis también ofrece mantenimiento gratuito durante tres años y dos años de carga rápida gratuita (durante los primeros 30 minutos) en la red de carga pública Electrify América en Estados Unidos.

Concluyendo

Hay mucho que admirar en el primer intento de Genesis para electrificar sus autos. También hay espacio para mejoras, si consideramos su autonomía más bien modesta, alto precio o manejo. Aun así, el nuevo GV60 logra una mezcla interesante y satisfactoria de comodidad, refinamiento, tecnología y lujo, atractivos fáciles de enamorar a quienes busquen en el mercado un SUV compacto eléctrico de lujo.

Roger Rivero es un periodista independiente, miembro de NAHJ, la Asociación nacional de periodistas Hispanos y de NWAPA, la Asociación de periodistas automovilísticos del noroeste. Los vehículos son proporcionados por los fabricantes como préstamo por una semana para fines de la reseña. De ninguna manera, los fabricantes controlan el contenido de los comentarios.