¡Hispanos se manifiestan el primero de mayo, exigen la devolución de licencias!

Por Héctor Loya / EL INFORMADOR
GRAND RAPIDS, MI.-
ajo un cielo nublado y un clima húmedo se vivió este miércoles primero de mayo la marcha a favor de los derechos de los inmigrantes indocumentados que se celebra año con año con la intención de ejercer presión sobre el gobierno de Michigan para que regresen las licencias que fueron retiradas ya hace algunos años, así como promover derechos sobre los indocumentados que viven en la ciudad y el estado.

Dicha marcha como ya es una costumbre es promovida anualmente por la asociación en pro de los migrantes “Movimiento Cosecha”, la cual organiza y dirige un recorrido a través de las calles de Grand Rapids acompañados de cantos, protestas y consignas en cartelones exigiendo derechos para los inmigrantes.

Con anticipación ya se había girado la convocatoria a través de las diferentes redes sociales y medios de comunicación donde la organización exhortaba a la comunidad hispana a faltar al trabajo, no mandar a los hijos a la escuela, no comprar en los establecimientos norteamericanos, cerrar los negocios hispanos ese día y participar en la marcha con el propósito de que el gobierno analice y reflexione sobre la importancia que tiene para la comunidad los establecimientos, negocios y la fuerza de trabajo hispana.

En un ambiente de expectativa, con la respuesta de tan solo unos cientos de personas y bajo la lluvia. Un grupo de aproximadamente 300 personas se dieron cita en el Garfield Park en punto del medio día y a partir de allí recorrer las calles de la ciudad y manifestarse en pro de la comunidad latina. No importó el color, el lenguaje, las creencias ni la procedencia; todos se unieron en un solo canto. Los marchantes entonaban: “Huimos de protesta para exigir y presionar al gobierno a que devuelvan las licencias de manejar que anularon ya hace más de una década”.

A la cabeza se encontraban los organizadores de la marcha con una lona la cual mencionaba: “COSECHA GR: Otro día sin inmigrantes, el grito por las licencias”. A su vez, los demás manifestantes portaban en sus manos carteles que exigían de igual manera la devolución de las licencias y derechos para los inmigrantes. Cabe destacar que el evento fue apoyado por varias personas americanas y afroamericanas lo cual da a entender que el sector norteamericano también se unió a esta marcha pacífica en pro de los inmigrantes.

El evento fue apoyado y resguardado por elementos de la policía de Grand Rapids y por la policía Estatal de Michigan los cuales patrullaron las calles y reforzaron la seguridad del evento con elementos en bicicleta y elementos de la policía montada. Por seguridad de los marchantes y para no bloquear el tráfico vehicular  las protestas se realizaron por la banqueta de las calles de la ciudad y no de la manera habitual en la cual se bloqueaba el paso de los vehículos mientras los marchantes se manifestaban en plena avenida.

El evento, a diferencia de años pasados, recibió menor respuesta tanto por sus participantes como por parte de los propietarios de negocios latinos, los cuales en esta ocasión algunos no cerraron sus establecimientos, ya sea por temor a represalias por parte de las autoridades de inmigración y otros por la pérdida económica que les genera el cerrar sus negocios.

A pesar de esto los que participaron en esta marcha lo hicieron en un ambiente de tranquilidad y armonía; afortunadamente no se reportaron incidentes. Con esto Movimiento Cosecha sumó una marcha más a la lista de las que ya lleva para seguir exigiendo al gobierno los derechos que los inmigrantes merecen.

comparte este articulo en tus Redes Sociales Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Comenta en Nuestras Redes Sociales