Los cuatro “Fantásticos” (maletas)

Por Miguel Ángel / El Informador
WYOMING, MI.-

aludos Informados amigos. El pasado fin de semana me tocó ver el partido entre Monterrey contra rayados, el cual transcurría con normalidad, al minuto 81, el marcador estaba empatado a un gol. El árbitro era Jonathan Hernández, quien, a sus 37, recibía su octava designación (en seis torneos) para pitar en el máximo circuito.

Se produjo un cambió de los hidrorayos, salió Brian Fernández y entró Facundo Castro. Bueno sería recordar que el cambio se oficializa en el momento en que el jugador sustituido abandona el terreno de juego y el futbolista sustituto ingresa al campo con la autorización del árbitro.

Cuando Castro, apenas había dado unos cuantos pasos dentro de la cancha, el Asistente de Línea se percató de que las medias del recién ingresado no cumplían con la regla; en virtud de que, a los futbolistas les ha dado por recortarlas, desprendiendo la parte que va dentro del calzado, dejando solamente el “tubo” que cubre la pantorrilla.

Al llevar las medias “recortadas”, se le veían las medias que llevaba abajo, que eran de color negro, nimiedad que fue notada por el juez de línea, obligando al sustituto a salir del terreno para poner su equipamiento en orden.

Al ver que se quedaban en inferioridad numérica, al auxiliar técnico del Necaxa, se le hizo fácil ordenar a Brian Fernández que regresara a la cancha. Pero, el cambio ya se había oficializado, de modo que al ingresar al terreno (y sin autorización del colegiado) se ganó el cartón preventivo.

Lo malo fue que al momento de recibir la amonestación a Brian se le hizo fácil intentar bajarle la mano al nazareno, sujetándole el antebrazo, lo que el juez consideró una afrenta, motivando que le mostrara la tarjeta roja.

Lo peor del caso fue que el cuerpo arbitral, ya no permitió el reingreso del sustituto (Facundo Castro), dejando a los visitantes con diez hombres el resto del partido. Digo, si el cambio ya se había oficializado, de acuerdo con la regla, resulta incomprensible que no le permitieran reingresar.

Para acabarla de amolar, el Necaxa, todavía metió a Facundo Castro en sustitución de Eduardo Herrera. Entonces, no me puedo imaginar que pasaría si el Monterrey protesta, solicitando ganar el partido en la mesa; en virtud de que el Necaxa hizo cuatro cambios. O qué pasaría si el Necaxa protesta aduciendo que el árbitro los dejó injustamente jugando con diez hombres el resto del partido.

Menudo problema provocó el silbante con su desconocimiento reglamentario; sin mencionar que, su equipo de trabajo, lo dejó morir solo. Si en mis manos estuviera la sanción para los hombres de negro, daba de baja a… la cuarteta completa por maletas.

Nos leemos la próxima y recuerden: “Haz tu trabajo, lo mejor que puedas, porque por ello te pagan”.

comparte este articulo en tus Redes Sociales Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Comenta en Nuestras Redes Sociales