GR celebró Festival Hispano “41”

El Informador

GRAND RAPIDS, MI

joel@elinformadorusa.com

En el Calder plaza ubicado en el 300 de la avenida Monroe NW en la ciudad de Grand Rapids. Una vez más se llenó de música, aromas y colores que representan a la comunidad hispana (mexicanos, puertorriqueños, guatemaltecos, hondureños, etc.) durante el festival hispano celebrado anualmente.

En su versión número “Cuarenta y Uno”, cientos de niños, jóvenes y adultos, llegaron a la plaza en el centro de la ciudad el pasado viernes, sábado y domingo, 10, 11 y 12 de agosto, para celebrar con comida, música en vivo y compañerismo.

Hermanas Jenny Villalvazo, de 11 años de edad y Ruth Villalvazo, de 17, disfrutaban de unas “Mangonadas” que compraron en el puesto del negocio Las Rocas Postres y Taquería. Tammy Kuipers, una “Piña Colada” de un tazón de fruta de piña que describió como “fantástico”, mientras que McKenzie Hall, de 4 años, seleccionaba un pastelito de una mesa bajo una carpa.

Bori Rubero, de Miami, Florida, cocinaba unas brochetas de pollo o “pinchos”, así son conocidas en su tierra natal de Puerto Rico. También las arepas (pan de maíz dulce) con queso, arroz con habichuelas, guineos, pernil y mucho más.

Entre otros grupos musicales que se presentaron en vivo, estuvo La Furia del Ritmo, el Ballet Folklórico de Detroit y Grupo Súper Nova el viernes, Grupo Bengala y Grupo Desafío el sábado, y Mariachi Oro y Plata el domingo para el tercero y último día de Festival Hispano 2018.

Los fondos recaudos durante el festival anual, sirven para que el Centro Hispano del Oeste de Michigan pueda continuar ofreciendo los programas y servicios de ayuda a la comunidad hispana.

Durante nuestra visita al evento, nos encontramos a Jorge Hernández, de la ciudad de Holland, quien buscaba un vestido tradicional mexicano para su nieta de 3 años de edad en un puesto de ropa en el festival.

“Vengo todos los años al festival”, dijo Hernández. “Ayer vinimos y bailamos todo el día, y hoy regresé de nuevo con mi esposa para disfrutar de la tradición mexicana, los bailables tradicionales y los mariachis”, agregó.

Brad Bush, sargento e integrante del Departamento de Policía de la Ciudad de Grand Rapids, también participó, regalando placas de juguete, información sobre la academia juvenil de policía y dulces a los niños que visitaban el puesto de GRPD.

“Nos gusta estar con la comunidad, saludar a las personas, y tener el contacto positivo con el público”, dijo Bush, añadiendo que esa iniciativa ayuda a establecer una buena relación con el público.

ARTICULOS RELACIONADOS

comparte este articulo en tus Redes Sociales Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Comenta en Nuestras Redes Sociales