Hombre herido por bala en suroeste de Grand Rapids

“Tiroteo ocasionó gran susto en vecindario y cierre temporario de escuela elemental”

Por Joel Morales

El Informador

GRAND RAPIDS, MI

joel@elinformadorusa.com

María Ibarra, de 15 años de edad, estaba sentada en el sofá de su casa en la cuadra 500 de la calle Shamrock SW en Grand Rapids a las aproximadamente 2:30 de la tarde el lunes, 9 de octubre, cuando de repente escuchó cuatro ruidos de bala que la espantaron.

El Informador, que llegó a la escena para ver a la policía mientras corría con armas potentes en mano al responder al incidente, habló con María Ibarra quien nos dijo que, al asomarse por la ventana de su recamara, vio a dos hombres negros peleando al lado de su casa y que fue cuando marcó al 911.

“Se agarraban a golpes y uno de ellos tenía una pistola chica en la mano” dijo Ibarra. “El otro luchaba con él para pararlo de disparar”, agregó.

La joven dijo que vio a los hombres cruzar la calle, luchando por control del arma y para evitar disparos adicionales. Dijo que luego vio cuando el hombre que portaba el arma la tiró al lado contrario de la calle donde había empezado el pleito.

“El que había tenido la pistola corrió a donde había tirado la pistola para recogerla, mientras que el otro corrió bajando la calle, con el que portaba el arma disparando contra él”, también dijo la hispana.

El incidente ocasionó el cierre de la escuela elemental César E. Chávez por más de una hora, y padres que llegaron a recoger a sus hijos fueron informados por la policía que no podían entrar al edificio y que tendrían que esperar hasta que todo estuviera seguro para poder llevárselos a la casa.

Esmeralda Duran, de 20 años, madre de un niño de 7 meses, dijo haber escuchado cuatro disparos, pero pensó que eran fuegos artificiales. Dijo que después de los primeros, hubo un silencio y que luego escuchó otros más.

“Estaba viendo la televisión y me levanté y miré por la ventana, pero no vi nada”, dijo Duran. “Esto me preocupa mucho porque tengo un hijo pequeño y hay muchos niños viviendo en este vecindario”, agregó.

La madre dijo que con toda la violencia ocurriendo últimamente en el país, le preocupa que la gente en la calle cargue armas. También dijo que piensa que las personas deberían tener una buena razón antes de poder poseer un arma, que no se le debiera permitir más que una y que el gobierno debería hacerles investigaciones de fondo antes de que compren las armas.

La policía, el mismo lunes por la noche, informó que el herido, quien fue arrestado en la escena después de una persecución corta a pie, recibió dos heridas de bala, una en la mano y la otra en su trasero, y que fue llevado a un hospital para recibir tratamiento médico por sus lesiones no amenazantes de vida.

También, que el sospechoso del tiroteo se dio a la fuga. Al cierre de esta edición, la policía aún buscaba su paradero.

Ibarra describió al sospechoso como un hombre alto, flaco, cara afeitada y con cabello, que aparenta tener unos 23 años.

Las autoridades están pidiendo que cualquiera que tenga información sobre el incidente, que llame al Departamento de Policía de Grand Rapids al (616) 456-3400 o al Observador Silencioso al (616) 774-2345.

ARTICULOS RELACIONADOS

comparte este articulo en tus Redes Sociales Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Comenta en Nuestras Redes Sociales