Inquietudes abundan sobre proyecto de desarrollos a S. Division

El Informador

GRAND RAPIDS, MI

La Ciudad de Grand Rapids tiene un plan de desarrollo para la avenida S. Division, entre las avenidas Jefferson y Buchanan, empezando desde la Calle Wealthy hasta la Calle 28 con el objetivo de promover el crecimiento económico en el área.

Sin embargo, después de tres meses de discusiones sobre el proyecto, comerciantes hispanos con negocios que podrían ser afectados por el plan, dicen no estar bien enterados.

Entre las quejas de los propietarios, figuran que no les ha llegado ninguna documentación sobre el proyecto y nadie de las personas escogidas del comité para orientar e invitar a los dueños a las reuniones se ha comunicado con ellos. Además, ni siquiera tenían conocimiento de las reuniones que empezaron a llevarse a cabo desde principios de noviembre del año pasado.

Alfredo Tenorio, copropietario de Sin Fronteras Supermarket, ubicada en el 2437 de la avenida S. Division, según lo que entiende, el plan incluye un aumento de impuestos a los negocios dentro de la zona del proyecto. Si las inversiones son grandes, no podrá pagarlas.

“Ese es el temor”, dijo Tenorio. “Toda mejoría es buena, pero eso nos afectaría a nosotros los negocios pequeños que también apoyamos a la ciudad”, agregó.

Por último, menciono sería una gran ayuda si la ciudad los apoyara con préstamos, pero reconoce que no es fácil conseguirlos.

Su esposa y copropietaria del supermercado, María de la luz Tenorio, recalcó que es importante saber los planes de la ciudad sobre la avenida S. Division, debido a que no se está proporcionando la información adecuada.

“A mí me gustaría saber si nos va a beneficiar, ¿En qué manera?”, preguntó Tenorio. “Si nos va afectar también, porque en sí eso lo tienen bien hermético”, añadió.

“Yo pago mucho en impuestos por este edificio”, dijo Tenorio. “Con un proyecto nuevo, la electricidad, el agua y cable lo cuentan como comercial y nos aumentan”, concluyó.

Así mismo, indicó que tienen planes de aumentar el supermercado y siente temor que después de invertir en remodelación y en permisos, la ciudad les vaya a decir que se tengan que salir.

Henry Eduardo, propietario de tres tiendas National Supermarket, una de ellas ubicada en el 1628 de la avenida S. Division, le expuso a El Informador, que no sabe lo que el proyecto implica para su negocio.

“A mí lo que me preocupa son los impuestos”, dijo Eduardo. “Ya pago mucho en impuestos, el negocio no aguanta más. Si lo que la ciudad quiere hacer es para una cosa negativa o para subir los impuestos, yo votaría en contra”, añadió.

El martes 6 de febrero, llamamos a la coordinadora del proyecto y recibimos un mensaje de máquina que estaba afuera de la oficina con baja por maternidad, luego el miércoles 7 de febrero llamamos al Departamento de Planificación sin obtener resultados. Por fin nos comunicamos con una hispana, quien trabaja en la ciudad, y nos enviará la información que han dado en los vecindarios.

Estaremos estudiando la información y el plan de Desarrollo para mantener a los negocios y residentes de la avenida S. Division notificados.

 

ARTICULOS RELACIONADOS

comparte este articulo en tus Redes Sociales Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Comenta en Nuestras Redes Sociales