Más de 1,000 niños en GR reciben sorpresa, bicicletas nuevas

Por Joel Morales

El Informador

GRAND RAPIDS, MI

joel@elinformadorusa.com

“¡Yo no sé quién es responsable por esto, pero es increíble!”, dijo Minnie Martínez en el estacionamiento de la escuela City High Middle en Grand Rapids, donde el sábado, 23 de diciembre, la organización Elves & More de West Michigan sorprendió a 1,500 niños del área con bicicletas nuevas.

“¡Muy bien!”, dijo Angélica Jiménez del evento que atrajo a cientos de familias al vecindario Creston en el noreste y en el que unos 300 voluntarios descargaban las bicicletas de cuatro camiones de 18 ruedas del negocio Van’s Delivery Service para las familias de bajos recursos, a la vez ajustando los asientos y midiendo a los niños con cascos.

Fue en el 2004 que la organización realizó el primer evento sorpresa, cuando se regalaron 400 bicicletas, le dijo Taylor Seibel de Elves & More a El Informador.

“Al ver una noticia nacional de un evento similar en Texas hace 13 años atrás, mi madre (Liz Bracken) pensó que sería algo bueno realizar localmente”, dijo Seibel. “Además de un regalo, sirve como un método de transportación y ejercicio para los niños”, agregó.

Dijo que con la actividad del sábado en la escuela City High Middle, ubicada en el 1720 de la avenida Plainfield NE, sobrepasaron la marca de 15,000 bicicletas regaladas en los pasados 13 años que llevan realizando el evento.

Bracken, la fundadora del evento, dijo que la actividad se ha convertido en una entidad de sí misma y que le encanta escuchar las historias de las personas que han sido impactadas.

“No hay muchas bicicletas en este vecindario porque las bicicletas tienden a desaparecer”, dijo la fundadora. “Ahora con el regalo de estas bicicletas, el barrio será más pacífico, a la vez les dará un poco de independencia a los pequeños”, agregó.

El evento tuvo tanto éxito que, después de unas dos horas, los organizadores expandieron el mismo a familias que viven afuera del vecindario Creston.

“Voy a montarla”, dijo Nevaeh, una niña de 6 años de edad, a un lado de su bicicleta nueva “Pacific”, mientras que su madre, Stacey (Garesca) Essex, observada desde cerca con una sonrisa.

Tiffany y Andy Armstrong, de Van’s Delivery Service, quienes han transportado las bicicletas desde su inicio, dijeron que es una gran satisfacción ver las sonrisas en las caras de los niños.

“Fue de gran alegría ver la emoción de los menores”, dijeron Emma Abbey y su madre Wendy Abbey, una profesora de la escuela Riverside, quien participó como voluntaria por primera vez después de que el director de la escuela, Bill Martin, anunciara la necesidad por la ayuda. “Esto les está ahorrando dinero a sus padres que ahora van a tener un gasto menos que hacer”, agregó.

Una semana antes de que se les entregaran las bicicletas a los niños, cientos de voluntarios del evento armaron las mismas. La organización utilizó información provista por la policía de Grand Rapids y el Censo de Estados Unidos para determinar el vecindario necesitado.

Esa misma mañana este reportero transmitió un video a través de Facebook Live logrando así que cientos de familias hispanas se dieran cita de inmediato a dicho evento y logrando así que sus hijos obtuvieran su bicicleta nueva sin costo alguno.

ARTICULOS RELACIONADOS

comparte este articulo en tus Redes Sociales Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Comenta en Nuestras Redes Sociales