Milwaukee reúne a miles durante Día Sin Latinos, Inmigrantes y Refugiados


Chicago (IL), 14 feb (ELINFORMADORUSA/EFEUSA).- Activistas, inmigrantes y comerciantes de Wisconsin protagonizaron hoy un “Día Sin Latinos, Inmigrantes y Refugiados”, con un paro laboral, una marcha y un boicot en repudio al perfil racial y a las órdenes migratorias de Donald Trump y la colaboración de las autoridades locales.
Organizadores de “Voces de la Frontera” señalaron que fueron miles los activistas que llegaron en autobuses desde ciudades de todo el estado para marchar unas dos millas por el centro de la ciudad hasta el edificio de la corte del condado de Milwaukee.
Durante la marcha, los participantes desplegaron pancartas y banderas de Estados Unidos y México, corearon “Sí, se puede” y exigieron la renuncia del alguacil del condado de Milwaukee, David Clarke.
La activista Christine Neumann-Ortiz, directora ejecutiva de Voces de la Frontera, declaró a Efe que Clarke quiere involucrar a sus agentes en las tareas de Inmigración y colaborar con los planes de deportaciones masivas de indocumentados del presidente Trump.
En un comunicado, el alguacil Clarke excusó su ausencia en la protesta, “porque estoy ocupado, trabajando con agentes de ICE y ayudando a identificar indocumentados criminales”, señaló.
Los activistas estimaron que más de 150 negocios cerraron hoy sus puertas para participar en una protesta que afectó a restaurantes, hoteles, fábricas, al sector agrícola y a la industria lechera, que en buena medida dependen de la mano de obra inmigrante.
Naomi García, que viajó desde Green Bay, dijo que la unidad que demostraron hoy los inmigrantes “es fundamental para que podamos hacer la diferencia y obligar a un cambio”.
Otra participante, que solamente se identificó como Mayra, dijo que el actual clima político inspira temor entre los indocumentados, pero igualmente sirve para enviar un mensaje de que los latinos trabajan duro, sin importar su estatus migratorio.

La movilización surgió en medio del inicio de una ola de redadas migratorias en una docena de ciudades del país y en rechazo a la decisión del alguacil de adherirse al programa 287g.
La polémica iniciativa quedó sin efecto durante el Gobierno de Barack Obama, pero fue revivida por las órdenes ejecutivas de Trump, quien quiere convertir a las policías locales en agentes migratorios para detener inmigrantes y canalizar su deportación.
Entre las tareas que podrán realizar las agencias policiales que se unan al programa, están incluidas la identificación y detención de personas sospechosas de la violación de las leyes federales de inmigración.
La oficina del alguacil del condado de Milwaukee indicó en su página en Facebook que “hasta la fecha no hemos buscado la autoridad”, para participar en el programa federal.
Pero en caso de hacerlo, agregó, “será mediante un acuerdo con ICE para que nuestros agentes puedan colaborar con entrevistas y órdenes de detención, en la medida de lo necesario”.
“Esta ha sido una práctica estándar en el espectro de las agencias del orden, y no consideramos que ahora se la vea como algo controversial porque estemos discutiendo la ley de inmigración”, agrega el comunicado.
Se estima que en el condado de Milwaukee viven 150.000 de los 340.000 latinos que tiene el estado de Wisconsin. En total, en esta región viven 957.000 personas, según proyecciones de la Oficina del Censo.
En una resolución aprobada por la Junta de Supervisores, el condado de Milwaukee decidió el pasado 2 de febrero ofrecer santuario a los inmigrantes indocumentados, señalando que los recientes decretos presidenciales “sientan las bases de un programa de deportación masiva”, que convertirá a los indocumentados en prioridad para ser repatriados.
Sulma Arias, del Movimiento por una Reforma Migratoria Justa (FIRM), dijo que la protesta de hoy puede ser el primer paso hacia una “resistencia nacional a las órdenes ejecutivas extremas que criminalizan a inocentes inmigrantes que cumplen con las leyes”.
Está previsto un boicot para el primero de mayo, Día Internacional del Trabajo, que involucraría una cantidad de ciudades y grupos todavía no determinados por los organizadores, que estuvieron reunidos durante el pasado fin de semana en Boston para planificar detalles.

ARTICULOS RELACIONADOS

comparte este articulo en tus Redes Sociales Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Comenta en Nuestras Redes Sociales