Un sistema que te muerde fácilmente

Editorial por Luis Molina

Regularmente vemos en las salas de los tribunales diferentes casos, pero cada uno es distinto. Sin embargo, los cuales dejan un sabor amargo en mi boca, en especial los casos de abuso sexual criminal en menores.

Como medio de comunicación quiero que todos nuestros lectores entiendan lo peligroso y delicado que son las leyes de Michigan en este tipo de casos, un problema que fácilmente cualquiera de nosotros nos podríamos ver implicados si no tenemos el cuidado con nuestras palabras o acciones.

Aunque los testimonios muchas veces en los tribunales no se comprueben del todo y existan pocas evidencias en contra de los acusados, es terrible como en muchas ocasiones la justicia actúa a favor de la persona señalada.

No defendemos en ningún momento a un acusado, es un hecho reprobable tocar a una persona haciéndola sentir incomoda. En especial si es un menor el blanco de estas acciones, es un delito sexual grave por el cual se tiene que pagar.

Hoy en día, muchas personas se vuelven a casar después de fracasar en sus matrimonios anteriores. Es de suma importancia, si usted hace vida en particular con una mujer que tiene hijos, especialmente si son menores de edad, debe de tener extremo cuidado, ni siquiera por juego tocarlos donde no debe, una sola vez que lo haga le puede costar años en prisión.

Estamos hablando de tocar en partes que quizás no sean directamente sus partes privadas, sino el simple hecho de tocar a un menor en su cuerpo y él se siente incómodo, ese es el problema.

Este sistema está para morderlo de una vez y créame no le van a tener la mínima compasión. Como medio de comunicación, repudiamos y estamos en contra del abuso infantil. Por eso debemos de estar muy pendientes y cuidar de nuestros niños a cada momento.

A la vez queremos que entiendan y conozcan nuestros lectores que cualquier contacto, por mínimo que sea, por ejemplo: Tocar la piel, fotografía, texto, ect, puede implicarlo en un problema legal serio.

Una persona sigue siendo solo un acusado y es inocente hasta que se pruebe lo contrario durante el proceso judicial. Sin embargo, debemos reconocer que la vida de esa persona desde el momento que es acusada por algo y es arrestada su vida le cambia por completo. De modo que tengamos mucho cuidado con lo que decimos y hacemos.

ARTICULOS RELACIONADOS

comparte este articulo en tus Redes Sociales Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Comenta en Nuestras Redes Sociales