Inicio LOCALES Fábrica de Grand Rapids se ve envuelta en casos de explotación a...

Fábrica de Grand Rapids se ve envuelta en casos de explotación a menores migrantes

640
0

Por Héctor Loya/ El Informador

GRAND RAPIDS MI.- Recientemente ha estallado un escándalo en una fábrica de cereales de Grand Rapids en la cual se ha descubierto que trabajan migrantes menores de edad bajo un nuevo sistema de explotación según lo afirma el medio de comunicación New York Times.

Según testimonios de migrantes la fábrica estaba llena de trabajadores menores de edad que habían cruzado solos la frontera sur y que ahora pasaban las últimas horas del día inclinados sobre máquinas peligrosas, en violación de las leyes de trabajo infantil.

Al igual el medio de comunicación afirma que en plantas cercanas, otros niños atendían hornos gigantes que fabrican barritas de cereales Chewy y Nature Valley y empaquetaban bolsas de Lucky Charms y Cheetos.

Todos trabajaban para Hearthside Food Solutions, una empresa gigantesca que envía estos productos a todo el país y que se encuentra en la ciudad de Grand Rapids, MI.

Estos trabajadores forman parte de una nueva economía de explotación: los niños migrantes, que llegan a Estados Unidos sin sus padres en cifras récord, están trabajando en algunos de los oficios más duros del país, según lo afirma una investigación de The New York Times.

Esta fuerza de trabajo clanestina se extiende por sectores de todos los estados, burlando las leyes de trabajo infantil que están vigentes desde hace casi un siglo.

Procedentes en su mayoría de Centroamérica, los niños se han visto obligados a desempeñarse en esos oficios debido a la desesperación económica agravada por la pandemia. Esta mano de obra ha crecido lentamente durante casi una década, pero se disparó desde 2021, al tiempo que los sistemas implementados para la protección de menores han comenzado a fallar.

ARTICULOS RELACIONADOS   Migrantes demandan por robo de salario y violación de derechos

Lejos de casa, muchos de estos niños están sometidos a una intensa presión para ganar dinero. Envían sumas en efectivo a sus familias, y a menudo están endeudados con sus patrocinadores por los pagos que deben hacerles a los coyotes, el alquiler y los gastos de manutención.

Al respecto al tema la congresista Scholten condena el uso de trabajo infantil migrante en el oeste de Michigan

Esta mañana, el New York Times publicó una historia que expone a las empresas y fabricantes que explotan a los niños trabajadores migrantes. Una de las ciudades donde está ocurriendo la explotación infantil migrante es Grand Rapids, Michigan, ciudad natal de la congresista Hillary Scholten.

“Estas revelaciones son impactantes y el trato de estos niños es bárbaro e inhumano. Han pasado más de cien años desde que incluimos leyes laborales en los libros para proteger a los niños. No deberíamos estar presenciando este tipo de violaciones atroces un siglo después. Pasé mi carrera trabajando para abordar nuestros sistemas laborales y de inmigración defectuosos e insto a la Administración a responsabilizar por completo a todos los culpables y unirse a mí en la lucha por la justicia en nombre de estos niños”, dijo la congresista Scholten. Los ejecutivos corporativos que se aprovechan de los niños en circunstancias desesperadas deberían avergonzarse de sí mismos y ser procesados con todo el rigor de la ley”.

“Necesitamos sanciones estrictas por estas violaciones, justicia para estos niños y una reforma migratoria integral para eliminar las sombras que permiten que suceda este tipo de explotación. Ya hablé con la Casa Blanca sobre cómo abordar de inmediato esta horrible crisis. Mi oficina está en contacto con el Departamento de Trabajo para encontrar formas de combatir la explotación infantil documentada en este artículo.

ARTICULOS RELACIONADOS   Jóvenes hispanas testifican en caso de conducta sexual

Esto no se mantendrá en el oeste de Michigan ni en ningún otro lugar de los Estados Unidos, no bajo mi supervisión”.