Ingenieros latinos crean red tecnológica para ayudar a combatir la COVID-19

Phoenix (AZ), 6 abr (ELINFORMADORUSA/EFE News).-
os hermanos, ambos ingenieros, forman parte de una red de profesionales de Arizona que comparten conocimientos y materiales para diseñar productos de protección personal para médicos y enfermeros en los hospitales que enfrentan una dura lucha contra la pandemia del coronavirus.

“Contamos con grupos que tienen diferentes actividades, unos tienen una máquina para coser en 3D, otros impresoras, cortadoras láser. Básicamente, organizamos a las personas para maximizar los recursos y aprovecharlos eficientemente”, dijo a Efe el ingeniero mecánico Marcos E. Garciaacosta, quien trabaja en equipo con su hermano Ruy, de la misma profesión.

Ambos jóvenes, hijos de padres mexicanos, de 25 y 22 años, respectivamente, son graduados de la Universidad Estatal de Arizona (ASU) y han incursionado en proyectos de robótica, por lo que ahora están enfocando sus conocimientos en un solo objetivo, ayudar a crear material de apoyo para los hospitales del Arizona, y en un futuro esperan extender la ayuda a México y Sudamérica.

La propagación del coronavirus se ha acelerado en Estados Unidos en las últimas semanas y ahora es el país del mundo con más casos, con más de 310.000 casos contagiados y 8.500 muertos, según datos de la universidad Johns Hopkins.

Esta avalancha de casos ha desbordado a muchos hospitales del país, que no pueden ofrecer todo el material de protección necesario a su personal sanitario para minimizar la exposición al COVID-19.

El grupo de ayuda de los dos jóvenes latinos se conoce como “Open Source COVID19 Medical Supplies Arizona”, y está conformado por cerca de 200 personas que trabajan para ofrecer suministros de protección médica en Phoenix, Tucson, Flagstaff, Prescott y la comunidad Navajo.

ARTICULOS RELACIONADOS   EEUU usará la sangre de quienes superaron el COVID-19 para tratar a enfermos

Este fin de semana concluyeron una producción de veinte máscaras para un grupo de personal médico que asiste a personas sin hogar, pero durante la semana ya se donaron otras 150 a un hospital de Chandler (Arizona), y otras 50 fueron repartidas al personal que atiende a los navajos.

“En nuestra casa estamos haciendo una parte de las máscaras, hacemos los moldes con partes plásticas, los diseños han sido revisados y cumplen con los estándares que están requiriendo las autoridades para el uso del personal médico”, explicó Marcos Garciaacosta.

Dijo que el grupo trabaja arduamente dado que el contagio se propaga rápidamente en Arizona, con más de 2.200 casos y 52 muertos, según la Johns Hopkins, aunque se estima que pueden ser muchos más los contagiados.

“No contamos con pruebas para saber quién tiene el virus, así que para nosotros todos pueden estar infectados”, dijo. “Es un peligro porque el 80 % de las personas no presentan síntomas, y mucha gente tiene trato con personas asintomáticas, por eso es importante que el personal médico esté preparado para enfrentar este problema”.

Garciaacosta indicó que además de donar su tiempo, también autofinancian el proyecto, y pretenden mantener su esfuerzo todo lo que sea necesario.

“Este problema va a durar para rato, así que seguiremos trabajando para crear más productos, ya que México y Sudamérica aún no han reportado muchos casos y sabemos que requerirán de estos productos cuando aumenten”, afirmó el hispano.

comparte este articulo en tus Redes Sociales Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Comenta en Nuestras Redes Sociales