Inicio AUTOS Volvo S60 Recharge. ¿La economía del poder o el poder de la...

Volvo S60 Recharge. ¿La economía del poder o el poder de la economía?

256
0

Por: Roger Rivero

Los híbridos recargables, como el Volvo S60 Recharge, son mi elección del momento. Prefiero estos autos a los puros eléctricos, pues proporcionan un ahorro sustancial de combustible, y no se detienen cuando la carga de las baterías se agota.

En mi semana de prueba del 2023 Volvo S60 Recharge, consumí poco combustible y siempre recargué las baterías en casa, para aprovechar las casi 40 millas o 64 kilómetros de autonomía eléctrica.

A pesar de esta ventaja, de que este Volvo quizá sea el más potente en su clase, y de que siempre he tenido cariño a lo que de Suecia procede (incluyendo IKEA, claro está) por haber vivido en el país escandinavo, algunas decisiones de Volvo en aras del minimalismo me siguen incomodando, y las cuento más adelante.

¿Qué hay de nuevo?

No son muchos los cambios este año, en un modelo que conocimos en el 2019, y está en su tercera generación. Encontramos modificaciones sutiles en el estilo interior y exterior, y un nuevo sistema de info entretenimiento basado en Google, con puertos USB-C que sustituyen a los antiguos USB-A.

¿Cómo se ve desde afuera?

Es fácil distinguir un Volvo en cualquier estacionamiento. Este sedán tiene excelentes proporciones, y su estilo minimalista atrae por la docilidad de sus líneas, interrumpidas o enriquecidas, según el caso, por elegantes luces LED Thor’s-hammer o la comedida y ancha parrilla negra (tomen nota en BMW) con el logo del fabricante.

¿Y por dentro?

“Puro sueco” podría calificar el interior del S60. Su habitáculo es un ejercicio de sobriedad y muestra del mejor minimalismo escandinavo, con magníficos materiales que combinan bien con una estética limpia y sencilla.

El acabado Black Edition como el de nuestra prueba, añade atractivos asientos deportivos tapizados en cuero y tela, que aportan un toque moderno y exclusivo. Al igual que el exterior, el salpicadero es sencillo y casi sin adornos, con un biselado de aluminio brillante para llamar en algo la atención, en un conjunto bastante sutil y acogedor.

El asiento trasero, aunque tiene espacio para 3 pasajeros, solo 2 viajarían con la comodidad adecuada. El tamaño del maletero, con 11.6 pies cúbicos, es uno de los más reducidos en el segmento de los sedanes de lujo de pequeño tamaño.

ARTICULOS RELACIONADOS   Alfa Romeo Stelvio Quadrifoglio, el Ferrari de los SUV.

Tecnología y seguridad

Una compañía pionera en innovación para proteger al conductor y sus pasajeros, elimina botones físicos, sobreponiendo la limpieza de estilo a la atención a la conducción. Son demasiadas las opciones a las que se tiene que acceder forzosamente mediante el confuso y poco intuitivo sistema de info entretenimiento, desviando la atención de la carretera. Hasta los modos de conducción están escondidos detrás de tres pulsos en la pantalla, y qué decir de las opciones de climatización.

Para poner sal en la herida, el sistema de Google que está basado en Android, justo, elimina la posibilidad de conectarse con Android Auto (Apple CarPlay si se puede conectar vía USB) impidiendo que muchas de mis aplicaciones preferidas, como Waze, queden inutilizadas.

La pantalla vertical del info entretenimiento de 9 pulgadas es hermosa y tiene una excelente definición, pero el sistema en sí, es complicado de navegar. Las prestaciones de seguridad están repartidas entre las que vienen de forma estándar y las disponibles por costo adicional. Las más importantes están incluidas, dejando el crucero adaptativo, sensores de estacionamiento delanteros, sistema panorámico de cámaras, la pantalla de visualización frontal y el asistente de manejo semi autónomo como opciones para agregar.

¿Cómo se conduce? 

Ya comentamos que este es posiblemente el auto más potente de su clase, pues combinando los 312 caballos del motor de 2.0 litros y 143 del motor eléctrico, el 2023 S60 Recharge se lleva el título del Volvo más potente de la historia, con una potencia combinada de 455 caballos y 523 libras pie de par.

Cubrir la distancia de 60 millas o 100 kilómetros se puede lograr en 4.3 segundos, y tomemos en cuenta que este Volvo pesa 4,448 libras o 2,018 kilogramos. Para sentirlo en su máximo rendimiento, cambiamos la posición de manejo a “Power” o potencia, modo que favorece la inmediatez de todos los componentes del tren motriz implicados. La respuesta del acelerador es viva, con un retardo mínimo del turbo que queda en gran medida enmascarado por las réplicas tanto del sobrealimentador como del motor eléctrico.

ARTICULOS RELACIONADOS   El 2022 Infiniti QX60 Luxe.  Serenidad, espacio y distinción.

Hay otros modos de conducción, como “Hybrid” o hibrido, que es recomendado para el manejo diario, “Pure”, que prioriza la conducción eléctrica, “Constant AWD”, que usa el motor de gas para la tracción delantera y el eléctrico para la trasera todo el tiempo, y “Power”, que ya mencionamos, y que saca partido a todo el “jugo” que este Volvo ofrece.

Precisamente en estos modos de manejo se patentiza la contradicción de este Volvo. El considerable ahorro de combustible de un híbrido enchufable (74 millas por galón o 3.18 litros cada 100 kilómetros en manejo combinado) se contraponen a los escasos segundos que necesita para llegar a las 60 millas o 100 kilómetros, similares a los logrados por algunos autos deportivos. Dicho esto: ¿Cómo justificar entonces que viene limitado a 112 millas por hora o 180 kilómetros?

Después de algunas “carrerillas” en rutas secundarias donde comprobé que tanta potencia algunas veces no simpatiza con la capacidad del auto para controlarla, deje al S60 Recharge en posición de manejo híbrido, para consumir menos combustible, y donde creo que los ingenieros de Volvo desearían que se condujera este modelo. La entrega de poder es una de las más lineales y ecuánimes que he experimentado, garantizando un paseo reservado, pero tranquilamente eficaz.

¿Si quiero uno, por cuál me decido?

El Volvo S60 2023 se presenta como híbrido suave o híbrido enchufable, y cada versión ofrece la posibilidad de elegir entre tres acabados: Core, Plus y Ultimate. Tomando en cuenta su lujo y rendimiento, el modelo base en los $53,045 no parece tan exorbitante, pero algunas opciones pueden encarecerse rápidamente. Por ejemplo, el excelente sistema de sonido Bowers & Wilkins, puede agregar otros $3.200 dólares al precio inicial

ARTICULOS RELACIONADOS   BMW i7 xDrive60: Aquí me quedo a vivir.

El buque insignia Ultimate asciende a los $58,995, y con los añadidos, el precio del Black Edition de nuestra prueba, traía precio de $63,390. Hay otra opción que agrega características para un mejor rendimiento como un chasis Polestar. El acabado Recharge Polestar Engineered llega a los $68.050.

¿Contra quién compite?

El Volvo S60 Recharge 2023 no tiene mucha competencia, porque no hay muchos otros híbridos enchufables compactos de lujo. Su competidor más cercano podría ser el BMW 330e.

Concluyendo

Volvo combina lo mejor de dos mundos, aunque en el intento me despiste un poco. Con un híbrido recargable como este, puede que no necesite frecuentes visitas a la gasolinera, pero si se deja llevar por su capacidad y lo deja siempre en modo de manejo Power, puede que se convierta en un conductor algo temerario y poco consciente del medio ambiente.

Roger Rivero es un periodista independiente, miembro de NAHJ, la Asociación nacional de periodistas Hispanos y de NWAPA, la Asociación de periodistas automovilísticos del noroeste. Los vehículos son proporcionados por los fabricantes como préstamo por una semana para fines de la reseña. De ninguna manera, los fabricantes controlan el contenido de los comentarios.