Abogada analiza memorándum de Casa Blanca sobre indocumentados

Por Joel Morales

El Informador

WYOMING, MI

joel@elinformadorusa.com

Un gran porcentaje de inmigrantes en el país están nerviosos, ansiosos y viviendo con miedo, esto después que el Departamento de Inmigración de Estados Unidos reveló unos memorandos la semana pasada, informando que han expandido las categorías de los indocumentados que pueden ser deportados bajo las nuevas políticas del nuevo presidente americano.

En uno de los memorandos con fecha del 20 de febrero y firmado por siete oficiales del gobierno, entre ellos Lori Scialabba, directora en funciones de Servicios de Inmigración y Ciudadanía de Estados Unidos, Thomas D. Homan, director interno de Servicio de Inmigración y Control de Aduanas y John Kelly, secretario de seguridad nacional, empieza de la siguiente manera:

“Este memorando pone en marcha la orden ejecutiva titulada “Border Security and Immigration Enforcement Improvements” emitida por el presidente el 25 de enero del 2017, que establece la política del presidente concerniente a la aplicación de las leyes de inmigración y la seguridad fronteriza. Pone en marcha nuevas políticas diseñadas para ponerle un freno a la inmigración ilegal y facilitar la detección, aprehensión, detención y remuevo de personas del extranjero que no tienen ninguna base legal para entrar o permanecer en Estados Unidos…suplanta toda póliza existente y contradictoria, directivas, memoranda y otro consejo concerniente a este asunto-hasta al punto del conflicto excepto como indique explícitamente lo contrario en este memorando”.

Con muchas preguntas en el aire y la incertidumbre en la comunidad indocumentada, nos sentamos con la abogada Meghan Moore, especialista en asuntos de inmigración de Avanti Law Group, PLLC en Wyoming y con más de 10 años de experiencia, el lunes, 27 de febrero, para intentar de aclarar algunos de los contenidos en el memorando, el cual El Informador revisó.

“El nuevo memorando prácticamente borra todos los memorandos anteriores, pero no toca al programa DACA”, le dijo la abogada a El Informador. “Bajo el Presidente Obama, las prioridades de inmigración para remover a personas del país eran claras, ahora todavía existen prioridades, pero se han expandido a cualquiera que tiene un récord criminal y en Michigan, esto podría incluir a una persona que haya sido parado por manejar sin licencia”, agregó.

En cuanto a “Parole in Place”, un programa especial para conyuges, padres y niños menores de personas sirviendo en la milicia, la guarda nacional y veteranos, permitiéndoles que soliciten una tarjeta de residencia sin tener que salir del país, aunque no es mencionado por nombre en el memorando, parece ser cancelado al decir: “Con la excepción de DACA, toda politica existente y contradictoria, directivas, memorandos y otro consejo concerniente a la aplicación de las leyes de inmigración y prioridades de remoción quedan revocadas de inmediato”.

Cuando le preguntamos a la abogada sobre este programa, respondió: “He estado en contacto con la oficina de inmigración en Detroit, y me han dicho que continúan arbitrando esas aplicaciones”.

También le preguntamos sobre las palabras del nuevo mandatario a CNN el pasado agosto, de que no estaba abierto a un camino hacia la legislación para los indocumentados, a menos que salieran del país, como también, “Cuando regresen, entonces pueden empezar a pagar impuestos, pero no hay ningún camino a la legislación a menos que salgan del país y luego regresen”.

“Existe una enorme percepción que hay un proceso a seguir, pero no existe ningún proceso legal”, dijo Moore. “A mí me preocupa esto con muchos de mis clientes, porque bajo la administración del Presidente Obama, la gente podría permanecer en el país (mientras trasmitía sus papeles), no eran una prioridad para ser removidos. Ahora sí lo son”, agregó.

Moore dijo que la decisión de permanecer en el país o salir para arreglar el estado legal tiene que ser una individual y que la gente debería medir sus opciones y considerar si podría ganar su caso y si pudiera salir bajo fianza, si es detenida, entre otras cosas.

Dijo que una de las mayores preocupaciones que ha escuchado entre su clientela indocumentada es, ¿Qué pasará con mis hijos si soy deportado? Moore aconsejó mantener los papeles en orden, conseguir los pasaportes para los hijos como también un poder notarial, que le da la autoridad a otra persona para actuar en su lugar en asuntos financieros o legales, tomar decisiones en su ausencia, vender un auto o una casa, llevar los niños al médico, etc., como un poder duradero, que funciona igualmente, solo que continua si la persona otorgando el poder se incapacita.

“Todos necesitan saber cuáles son sus opciones y la mejor manera de hacer esto es consultar con un abogado profesional y con licencia”, dijo la abogada. “No estoy convencida de que van a haber deportaciones masivas, pero sí se está creando un ambiente hostil en la nación”, agregó.

Entre las prioridades nuevas, en la que una persona podría ser deportada, hay personas que cometieron un crimen, que se han representado falsamente a sí mismos, que poseen un riesgo a la seguridad, han abusado de un programa de beneficio, el enjuicio de padres que pasen a sus hijos a Estados Unidos, regresar indocumentados a México independiente de que país sean, y empezar los planes para la construcción de un muro en la frontera de Estados Unidos con México.

De acuerdo con un estudio del centro PEW, el 55% de indocumentados en la nación prefieren el alivio a la deportación comparado al 35% que prefieren un camino hacia la ciudadanía.

Para terminar, la abogada Moore dijo no es bueno creer todo lo que se escuche o lo que les digan los amigos sobre la ley, especialmente lo que se publique en Facebook. Dijo que ha oído tantas cosas locas, y que cuando vecino a vecino intenta interpretar la ley, al final resulta ser otra cosa, y que por esto mismo es mejor consultar a un abogado.

Para preguntas sobre inmigración, su estado legal o si desea una cita con uno de los abogados de la empresa de abogados Avanti Law Group, PLLC, ubicada en el 600 de la Calle 28 SW en la ciudad de Wyoming, puede llamar al (616) 257-6807.

ARTICULOS RELACIONADOS

comparte este articulo en tus Redes Sociales Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Comenta en Nuestras Redes Sociales