Hispano acusado de asesinatos “frente a domicilio” apareció en corte

Por Joel Morales

El Informador

GRAND RAPIDS, MI

joel@elinformadorusa.com

Vicente Rodríguez-Ortiz de 22 años de edad, quien es acusado de efectuar dos asesinatos, uno de ellos en marzo de 2016 y el otro homicidio el 23 de enero del presente año, ambos consumados frente a las casas de las víctimas. El día 06 de febrero el juez Michael J. Distel le leyó los cargos en su contra.

Los nombres de los difuntos son Andre Hawkins, de 17 años de edad, asesinado en la cuadra 1100 de la Calle 2 NW alrededor de las 10:30 de la noche y Laurie Lundeberg de 50 años, asesinada durante la madrugada del 18 de marzo del 2017.

Mientras la policía conducía la investigación de Ludeberg en la cuadra 400 de la calle Lincoln NW, El Informador en exclusiva entrevistó al hijo de la finada, el cual mencionó que había estado cenando con su novia y regresando a casa se encontró con patrullas y otros vehículos de emergencia frente a la residencia.

El acusado hispano, enfrenta dos cargos de homicidio abierto, asalto con un arma peligrosa, violencia doméstica, y dos felonías por poseer un arma.

La abogada a cargo Leticia Pérez, quien trabaja para la Oficina del Defensor, encargada de asignar abogados a los acusados que no pueden pagar uno propio, le pidió al juez Distel más tiempo para averiguar si su cliente tendría dificultades para entender los procedimientos judiciales y estudiar el asunto (por falta de dominar el inglés), como los cargos en su contra. También pidió que el acusado se sometiera a un examen de competencia mental, a lo que la fiscalía no se opuso. El juez además de conceder a la petición, mostró respeto a la defensora Pérez.

“Sr. Ortiz, ¿comprende lo que está pasando aquí?”, le preguntó Distel a Rodríguez-Ortiz.

“Si”, respondió el hispano en un inglés un poco forzado.

El 25 de enero, David Buter, juez anteriormente asignado, le leía los cargos sobre el asesinato de Hawkins. Sin embargo, el acusado preguntó sobre su otro caso de homicidio. Al ser cuestionado por detectives, la policía determinó que Rodríguez-Ortiz se refería al homicidio de Lundeberg. Confundiendo así ambos casos.

Las autoridades determinaron que transitaba por la cuadra 1000 de la calle Bridge NW, a poca distancia donde murió el joven Hawkins. La policía, notificó que trató de huir, pero fue capturado y mordido por un perro policía K-9. Al ser hallado culpable de los cargos, Rodríguez-Ortiz podría recibir una pena de cadena perpetua.

El acusado asesino Vicente Rodríguez-Ortiz, mira en dirección de la galería en el salón de corte del juez Michael J. Distel en Grand Rapids, el martes 6 de febrero durante su audiencia de causa probable por los dos homicidios. (Foto: Joel Morales/ El Informador)

ARTICULOS RELACIONADOS

comparte este articulo en tus Redes Sociales Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Comenta en Nuestras Redes Sociales