La Casa del Pollo Loco: “Donde se cocina a la leña”

Publicidad:

Idalia Tinoco, propietaria de La Casa del Pollo Loco en Wyoming, recuerda que, de niña, su madre la mandaba a recoger las baritas de los árboles en la sierra en Amatepec, Estado de México, México, para hacer el fogón y cocinar la comida de la casa a leña.

“Vengo de un pueblo donde no había agua ni gas, así que cocinábamos con leña”, dijo Tinoco el lunes, 20 de noviembre. “Recuerdo que mi madre siempre cocinaba con leña, por eso cuando abrí este negocio hace dos años, decidí cocinar a la leña porque siempre he sabido que la comida cocinada a leña tiene un sabor auténtico”, agregó.

Claudia De La Portilla y Melinda Mendoza, quienes radican en la ciudad de Lansing, viajan al restaurante mexicano cada 10 días, exclusivamente para comer pollo cocinado a la leña.

“Nos gusta este pollo porque es a la leña, no es frito ni asado, es a la leña y tiene otro sabor”, dijo De La Portilla.  “Viene con su arroz y frijoles, pero, sobre todo me gustan las tortillas, porque no todos los negocios hacen tortillas a mano. El ambiente es excelente, muy pacífico, tranquilo y además no tenemos un negocio similar allá, así que, para comer pollo a la leña, tenemos que venir a Wyoming”, agregó.

“Lo más sabroso es lo original”, dijo la propietaria mientras atendía a la clientela que no dejaba de llegar en busca de sus pedidos, mientras que otros comían en el comedor del restaurante.

Tinoco, quien, junto con su esposo, Francisco Tum, abrieron el lugar de comida en noviembre del 2015, dijo que les ha ido mejor de lo que esperaban.

“Fue un reto porque había habido cinco negocios aquí que no pegaron anteriormente”, dijo la propietaria mexicana.  “Nuestras amistades también nos decían que por qué invertíamos en algo que no era seguro, pero yo tuve fe y con la ayuda de mis clientes que, antes de abrir el restaurante, llegaban al garaje de mi casa donde vendía comida, empecé el negocio”, agregó.

Tinoco dijo que al ver a su madre cocinar a leña, sacando adelante a siete hijos, supo que el vender comida le daría buenos resultados. Durante sus 15 años en el país, la hispana ha trabajado en restaurantes americanos donde dijo haber aprendido que el cliente siempre tiene la razón y que hay tratarlo de lo mejor. También, que hay que seguir las reglas de sanidad de inspección.

Antes de finales del mes, la propietaria abrirá su segundo lugar de comida en el 244 de la Calle 28 SW, entre las avenidas Buchanan y S. Division, antes conocido como Elizabeth’s Kitchen.

“Trabajé por 11 años en el restaurante Denny’s y me siento capaz de sacar este restaurante adelante”, dijo Tinoco.  “He escuchado de unos padres mexicanos que sus hijos siempre quieren desayunar en restaurantes americanos, y que ellos no comen contentos porque no es su comida. Ahora van a poder ir a mi nuevo restaurante, sus hijos van a poder ordenar su desayuno americano y ellos el mexicano”, agregó, añadiendo que lo mejor de todo es que van a poder ordenar en su idioma.

Tinoco dijo que se ha enfocado en precios accesibles y que, en su nuevo negocio, va a vender chilaquiles, huevos rancheros, huevos con chorizo, huevos a la mexicana, con sus frijolitos refritos, entre otras cosas, para llegar al mexicano.

“Para aquellos que todavía no han comido en La Casa del Pollo Loco, les pido que me den la oportunidad de servirles y que se den la oportunidad de disfrutar de un pollo a la leña, donde una familia de cuatro puede comer por $30, con las bebidas incluidas”, dijo la propietaria. “También esperen nuestra apertura e inauguración del nuevo restaurante y las promociones que vamos a tener allí”, concluyó.

La Casa del Pollo Loco está ubicado en el 2747 de la avenida Clyde Park, esquina con la Calle 28 SW. Para más información, favor de llamar al (616) 261-2661.

ARTICULOS RELACIONADOS

comparte este articulo en tus Redes Sociales Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Comenta en Nuestras Redes Sociales