Ciudadanos y activistas se manifestaron en la oficina de Huizenga, exigen acción en la reforma migratoria DREAMER

GRANDVILLE, MI – Ciudadanos de West Michigan, activistas e inmigrantes que ingresaron a los Estados Unidos como niños se manifestaron el 18 de diciembre en la oficina del congresista Bill Huizenga y lo llamaron a apoyar un plan bipartidista para hacer que esos arribos de la infancia sean residentes permanentes de EE. UU. con un camino hacia la ciudadanía.

“El congresista Bill Huizenga tiene la oportunidad de mantener unidas a miles de familias y demostrar que él apoya a los que quieren hacer lo correcto y comenzar el proceso de quedarse legalmente en los Estados Unidos,” dijo Daniel Caracheo, un inmigrante quien llegó de niño en 2005 a los 5 años y ahora vive en el área de Grand Rapids. “El congresista Huizenga puede obligar al Congreso a actuar sobre este tema, o puede darle la espalda a miles de personas que no conocen otro hogar, excepto el oeste de Michigan. El congresista Huizenga puede ponerse del lado de la historia y demostrar el liderazgo que West Michigan le confió, o puede permitir que el partidismo y la política de división guíen sus decisiones.”

Los manifestantes le pidieron a Huizenga que apoyara la legislación que establece la residencia permanente y un camino hacia la ciudadanía para los que llegaron ilegalmente a los Estados Unidos cuando eran niños. La legislación HR 3440 se conoce como el DREAM Act de 2017, Desarrollo, Alivio y Educación para Menores Extranjeros, o en inglés Development, Relief and Education for Alien Minors. Aquellos inmigrantes se permitieron quedarse en los EEUU bajo un programa del Presidente Barack Obama llamado Deferred Action on Childhood Arrivals (DACA) o en español Acción diferida en llegadas infantiles pero que fue revocado por Presidente Donald Trump, amenazando la deportación de cientos de miles de hombres, mujeres y niños – incluyendo unos 7,000 inmigrantes de DACA en Michigan. Caracheo, sus amigos, activistas inmigrantes y ciudadanos organizaron la manifestación.

El congresista Huizenga se ha negado a apoyar el DREAM Act, que cuenta con el respaldo bipartidista, incluido el patrocinio en el Senado por el senador republicano de Carolina del Sur, Lindsey Graham. Huizenga ha hecho vagas declaraciones en el pasado de que el Congreso debería actuar sobre asuntos de inmigración y ha tratado de vincular la reforma migratoria con los problemas de seguridad fronteriza.

“El congresista Bill Huizenga debería mostrar liderazgo al enfrentarse a la administración de Trump y rechazar su fanatismo enguantado, apoyando una propuesta de sentido común que sea justa y respaldada por la gran mayoría de los estadounidenses”, dijo el Dr. Rob Davidson, candidato a la Segunda Distrito Congresional de West Michigan. “Miles de DREAMers que vinieron al oeste de Michigan sin tener ninguna culpa son ahora miembros productivos de sus comunidades, devolviendo y contribuyendo a sus vecinos de muchas maneras. El DREAM Act es justo y les da a los inmigrantes que quieren hacer lo correcto un camino hacia la ciudadanía. Como hombre de fe, el congresista Huizenga seguramente entiende el valor de la misericordia y recuerda su escritura, desde Levítico y Salmos hasta Hebreos, Juan y Santiago, que nos dicen repetidamente que ‘el Señor vela por el extraño y el extranjero’.”

Según una encuesta de septiembre 3 de cada 4 estadounidenses no quieren que los DREAMers sean deportados, y la mayoría quiere que el Congreso haga una reforma migratoria justa y exhaustiva que proteja a los niños y que sea una prioridad.

comparte este articulo en tus Redes Sociales Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Comenta en Nuestras Redes Sociales