Inicio SLIDE Exnovio de Ana Carrillo admite haberla matado y enterrado su cuerpo

Exnovio de Ana Carrillo admite haberla matado y enterrado su cuerpo

3
0

Por Joel Morales

El Informador

GRAND RAPIDS, MI

joel@elinformadorusa.com

Andrew Hudson, de 39 años, exnovio de Ana Carrillo de 35, madre de tres hijos que estuvo desaparecida por más de dos meses antes de que su cuerpo fuera encontrado el 9 de noviembre en el noreste de la ciudad, admitió el lunes, 18 de diciembre, ser el responsable de su muerte.

Durante una breve apariencia frente al juez Mark Trusock, en la Corte de Circuito 17 en Grand Rapids, el acusado asesino se declaró culpable de homicidio en el 2do Grado, librándose de una condena de cadena perpetua, en la que el juez reveló por primera vez que la mexicana murió después de ser apuñalada en el cuello, lo que ocasionó lágrimas y gemidos de los familiares de Carrillo.

De igual manera, se declaró culpable de alterar la evidencia en el caso (cadáver de Carrillo), que enterró y escondió en la propiedad de su madre ubicada en la avenida Maguire cerca de 3 Mile Road, al noreste de Grand Rapids.

Como parte de la oferta que recibió y aceptó el asesino, la fiscalía le hará una recomendación al juez en su sentencia en enero, un mínimo de 40 años en prisión, antes que sea elegible para la libertad bajo condiciones. También le quitó cargos de perjuicio que llevan una pena de vida en la cárcel, que enfrentaba su padre, Lyle Hudson, su madre, Nancy DeCamp y la nueva esposa de su padre, Angela Wilson.

Vestido de pijamas verdes de la Cárcel del Condado de Kent con esposas en las manos y pies y una cadena alrededor de su cintura, el acusado parecía estar resignado a su destino. Este mostró una postura de lástima ya que en varias ocasiones el juez le tuvo que decir que hablara más fuerte porque no se le podía oír lo que decía.

ARTICULOS RELACIONADOS   A juicio para hispano que atropelló a mujer embarazada

Afuera del salón de corte de Trusock, Melinda Gómez, hermana de la difunta, le dijo a El Informador que estaba bien con la declaración de Hudson, que era lo que la familia quería, pero que al mismo tiempo es duro porque las cosas nunca van a regresar a lo de antes.

El Fiscal del Condado de Kent, Chris Becker, también le confirmó a este reportero que había sido el mismo asesino que les había dicho dónde encontrar el cuerpo enterrado de la mujer mexicana, como también que por primera vez había escuchado que la difunta había muerto por ser acuchillada en el cuello.

Carrillo desapareció cuando iba en ruta a recoger a sus hijos que el asesino le había dicho estaban en su casa en el suroeste de Wyoming, pero que en realidad se encontraban en otro lugar. La policía encontró su carro al siguiente día en el estacionamiento de la iglesia St. Vianney, ubicada en la esquina de la avenida Clyde Park y la calle Bellevue SW.

Por más de dos meses, la familia, amistades, conocidos y personas que no conocían personalmente a la desaparecida buscaron por arroyos, ríos y parques, como en el Bosque Nacional Manistee en el Condado de Newaygo, cuando todo el tiempo había estado enterrada en la propiedad de su madre, la cual El Informador también visitó para luego tomar un video que se puede ver en nuestra página de Facebook.

La desaparición y muerte conmovió a la comunidad y llamó la atención de no solo los noticieros y medios de comunicaciones locales, pero también estatales y nacionales.

ARTICULOS RELACIONADOS   Investigadores chinos alertan por 'potencial pandemia' de gripe porcina

Comenta en Nuestras Redes Sociales