Inicio INMIGRACION Ataques al TPS y a las Visas de Trabajo

Ataques al TPS y a las Visas de Trabajo

42
0

Por Lee Marvin Abogado de Inmigración

La Administración Trump se ha mantenido muy ocupada estas últimas semanas con una serie de cambios significativos en inmigración. El 6 de octubre, el Servicio de Inmigración actualizó sus normas con respecto al TPS y la elegibilidad para el ajuste de residencia con un nuevo documento que aclara si los beneficiarios de TPS son elegibles para residencia.  A pesar de las decisiones judiciales recientes en favor de los inmigrantes, el nuevo documento reafirma la posición anterior del Servicio de Inmigración de que “un extranjero que ingresa a los Estados Unidos sin inspección para admisión o libertad condicional no califica para el ajuste de estatus”, independientemente de si el extranjero ha recibido TPS. Afortunamente, esta regla no aplica a los residentes de la corte de nuestro circuito.

El 9 de octubre, el jefe interino de ICE anunció planes para acelerar las deportaciones en todo el país. Se anunció que los agentes de ICE tienen hasta el 16 de octubre para terminar la capacitación sobre una nueva política que permite a los oficiales arrestar y deportar rápidamente a inmigrantes indocumentados que han estado en los Estados Unidos por menos de dos años. Un juez federal bloqueó esta política en 2019, pero en junio, el tribunal de circuito de D.C. levantó el bloqueo y los oficiales de ICE nuevamente pueden usar la deportación acelerada en todo el país para deportar inmigrantes indocumentados sin una audiencia ante un juez de inmigración en lugar de la vieja regla que solo se aplica a quienes ingresaron a los EE. UU. dentro de las 150 millas de la frontera en las últimas dos semanas.

ARTICULOS RELACIONADOS   UnidosUS urge a inmigrantes a renovar el ITIN para obtener devolución fiscal

En otras noticias, el 6 de octubre, la Administración Trump anunció planes para revisar el programa de visas de trabajo H-1B y calificó el plan como un intento de “fortalecer el Programa de Clasificación de Visas de No Inmigrante H-1B”. Los cambios del programa afectan a los trabajadores extranjeros altamente calificados y requerirán que los empleadores paguen a estos trabajadores salarios significativamente más altos, reducirán los tipos de títulos que pueden calificar para la visa y acortarán el período de tiempo durante el cual serán válidas las aprobaciones.

Las visas de trabajo han sido un objetivo principal de la Administración Trump durante algún tiempo en un esfuerzo por mantener a los inmigrantes fuera de Estados Unidos. Un portavoz del Departamento de Seguridad Nacional declaró que alrededor de un tercio de las solicitudes H-1B serán rechazadas bajo las nuevas reglas. Este cambio se anunció originalmente en 2017 y solo hasta ahora se está implementando después de una serie de cambios más pequeños pero impactantes y otros obstáculos para los empleadores y los solicitantes extranjeros. El porcentaje de rechazo de solicitudes de visas H-1B tuvo un aumento considerable pasando del 6% en el 2016 a 15% en el 2019.

El objetivo declarado de estos cambios es limitar en gran medida la cantidad de trabajadores extranjeros que ingresan a los EE. UU. Pero también afectará negativamente a los actuales titulares de H-1B y empleadores que ahora deben pagar significativamente más dinero a los trabajadores extranjeros si tienen alguna esperanza de obtener la visa renovada. Muchos empleadores eligen la ruta de la visa H-1B porque hay muy pocos trabajadores estadounidenses viables con las habilidades y la educación para realizar los trabajos en las categorías STEM.

ARTICULOS RELACIONADOS   Inmigrantes piden a la Justicia que suspenda la cancelación del TPS

Se esperan muchos litigios ya que estos nuevos cambios de política tendrán un impacto negativo significativo en las empresas que dependen del talento extranjero. Apenas la semana pasada, un juez federal de California impidió temporalmente que la administración hiciera cumplir una prohibición contra muchas empresas estadounidenses de traer trabajadores extranjeros.

Sin duda, la Administración Trump será demandada por estos cambios ya que las nuevas políticas se emitieron como reglas finales provisionales, por lo tanto, saltando el proceso normal de revisión pública. La administración también renunció a su típico proceso de revisión regulatoria antes de emitir las reglas para poder publicarlo más rápido. Los intentos de la administración de evitar el proceso normal de elaboración de reglas han sido impugnados en los tribunales en el pasado y el caso llegó hasta la Corte Suprema, donde las reglas de la Administración fueron anuladas por haber sido creadas indebidamente e ilegales.

Estamos disponibles al 616-450-2981 para programar su consulta confidencial. Lee L. Marvin es un abogado especializado en asuntos de inmigración y casos criminales.

Comenta en Nuestras Redes Sociales