Jesús y la Virgen María, enjaulados y separados causa polémica

Los Ángeles, 9 dic (EFEUSA).- Una iglesia metodista del sur de California adaptó la representación de la natividad encerrando al Niño Jesús, la Virgen María y San José en diferentes jaulas en una reflexión sobre la separación de familias que impuso la Administración Trump para desincentivar la inmigración.

La instalación, que se encuentra en la Iglesia Metodista Unida de Claremont, una localidad a 32 millas (51 kilómetros) al este de Los Ángeles, fue colocada este fin de semana para denunciar la situación de los refugiados que llegan a EE.UU.

El nacimiento ha despertando controversia por el mensaje que hace referencia a la separación de familias migrantes en la frontera sur, una de las políticas migratorias más polémicas del presidente Donald Trump.

“No lo vemos como político; Lo vemos como teológico”, dijo en un comunicado Karen Clark Ristine, la pastora principal de la iglesia.

“Si la Sagrada Familia y las imágenes de una Natividad son algo que aprecian, y los ven separados, eso despertará compasión en muchas personas”, agregó.

La representación que se encuentra en un terreno de la iglesia muestra a las figuras de gran tamaño encerradas en jaulas separadas, emulando las imágenes de las familias migrantes que fueron detenidas por la Patrulla Fronteriza el año pasado.

Clark colocó las imágenes en la página de Facebook de la iglesia explicando que “en un momento en que las familias de refugiados buscan asilo en nuestras fronteras y se separan involuntariamente unas de otras, pensamos en la familia de refugiados más conocida del mundo: Jesús, María y José”.

La líder espiritual explica que la representación también recrea el momento en que la Sagrada Familia se vio obligada a huir de Nazaret a Egipto para escapar del rey Herodes.

“Temían la persecución y la muerte”, subrayó Clark.

Esta no es la primera vez que la iglesia utiliza la representación del nacimiento del Niño Jesús para llamar la atención sobre un tema social.

En 2014, la iglesia colocó al Niño Jesús en manos de la Virgen María y regalos de los Reyes Magos puestos en un carrito de compras en una parada de autobús, en un llamado a reflexionar sobre la pobreza en Estados Unidos.

Las dos figuras, de madre e hijo, estaban con su ropa mojada y usan una bolsa de dormir para arroparse. A su lado un carrito de compras de mercado muestra bolsas en sus interior, elemento característico de los desamparados en el país.

La congregación ha usado esta clase de mensajes desde hace más de una década para llamar la atención del público sobre temas sociales en esta época del año.

Otra iglesia del sector de Los Feliz, en Los Ángeles, también está utilizando jaulas para colocar a la Sagrada Familia en otra polémica representación de una de las celebraciones más importantes del cristianismo.

comparte este articulo en tus Redes Sociales Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Comenta en Nuestras Redes Sociales