Inicio LOCALES La alcaldesa de Chicago promete mano dura contra los saqueadores

La alcaldesa de Chicago promete mano dura contra los saqueadores

133
0

Chicago (IL), 11 ago (ELINFORMADORUSA/EFE News).-

La alcaldesa de Chicago, Lori Lightfoot, calificó este lunes de «saqueo despiadado» y «destrucción criminal» los actos de vandalismo y robos cometidos en la madrugada contra tiendas de lujo de un sector de la avenida Michigan, conocido como «La milla magnífica».

Según informó la policía, hubo más de 100 detenidos, mientras que 13 agentes, un civil y un guardia particular resultaron heridos después de que cientos de personas rompieran vidrieras, saquearan tiendas y, en al menos un incidente, intercambiaran disparos con las fuerzas del orden.

«Nos estamos despertando en estado de shock esta mañana», dijo la alcaldesa en conferencia de prensa junto al superintendente de policía David Brown, quien afirmó que se trató de «criminalidad pura», sin conexión con ninguna protesta pacífica.

«Los delincuentes salieron a las calles con la confianza de que sus acciones no tendrían consecuencias», dijo Brown, y agregó que la policía perseguirá de manera agresiva a las personas involucradas en el saqueo.

«No hay derecho de tomar y destruir la propiedad de otros», dijo Lightfoot. «Los vamos a perseguir (a los autores), sin importar la justificación de tengan», agregó.

Brown dijo que la policía puso en marcha un plan de protección del centro de la ciudad, con el despliegue de unos 400 agentes, y que se ha asignado un equipo de detectives para registrar las imágenes de seguridad de todos los incidentes.

A partir de hoy, y hasta nueva fecha, se ha restringido el acceso al centro entre las 8 de la noche y las 6 de la mañana.

Durante varias horas esta mañana, el servicio de autobuses y trenes fue suspendido en el área de conflicto. Incluso se levantaron todos los puentes sobre el río Chicago para evitar el acceso de vehículos al centro.

ARTICULOS RELACIONADOS   Después de la nieve vienen los baches

«VERGONZOSA DESTRUCCIÓN»

Los videos que han circulado en redes sociales muestran a decenas de personas saqueando tiendas como Nordstrom, Macy’s, Guci y la cadena de farmacias Walgreens en diversos puntos de la ciudad. Los incidentes comenzaron poco después de la medianoche y se extendieron hasta las 4:30 de la mañana.

El superintendente declaró que «las semillas de la vergonzosa destrucción que vimos anoche» comenzaron en el vecindario afroamericano de Englewood el domingo por la tarde. Alrededor de las 2:30 de la tarde agentes policiales respondieron a la presencia de un hombre armado, que huyó cuando llegaron y al ser perseguido disparó contra los oficiales.

Los policías respondieron al fuego y el individuo, de unos 20 años, fue alcanzado por un disparo, por lo que fue internado en el hospital de la Universidad de Chicago. Después del tiroteo, una multitud se reunió en el área.

«Los ánimos estallaron, alimentados por la desinformación», dijo Brown, en alusión a que redes sociales se dijo que el herido era un menor desarmado y convocaron a marchas en el centro de la ciudad.

Los saqueadores llegaron en automóviles y, según medios locales, hasta en un camión alquilado de una empresa de mudanzas, donde cargaron más artículos.

«La gente sabe quiénes son estas personas. Este es el momento de dar un paso al frente. No vamos a dejar que nuestra ciudad sea tomada por criminales y vigilantes», aseguró Lightfoot tras pedir la colaboración de la ciudadanía.

Brown y Lightfoot argumentaron que durante las protestas por la muerte del afroamericano George Floyd, no hubo arrestos y los saqueadores pueden creer ahora que «no habría consecuencias graves por cometer delitos».

ARTICULOS RELACIONADOS   Accidente automovilístico en Avenida Clyde Park

Lightfoot dijo que habló hoy por la mañana con el gobernador de Illinois, JB Pritzker, sobre la posibilidad de desplegar la Guardia Nacional en el centro de Chicago, pero decidieron no hacerlo.

«Tampoco necesitamos tropas federales en Chicago. Punto final», dijo la alcaldesa, en una referencia a las críticas del presidente Donald Trump sobre el aumento de los homicidios en Chicago y su orden de desplegar más agentes federales en la ciudad.

La muerte el 25 de mayo del afroamericano George Floyd a manos de un policía de Minneapolis (Minnesota) desató una serie de multitudinarias protestas en varias ciudades del país, algunas de las cuales derivaron en enfrentamientos violentos con oficiales.

Las protestas, centradas inicialmente en la brutalidad policial, han continuado durante la pandemia de COVID-19, que ha dejado sin empleo a más de 40 millones de trabajadores y ha causado la muerte de más de 162.000 personas, en momentos en que el país se aproxima a una elección nacional en medio de una crisis económica.

Comenta en Nuestras Redes Sociales