Madre acusada de muerte de su bebé, no le dio de comer por 2 días

Un abanico sostiene abierta la ventana de un cuarto en el segundo piso de una casa, ubicada en el 2657 de la avenida McKee SW en Wyoming (círculo rojo), donde la madre le dijo a la policía que tuvo a su bebé amarrado en una silla infantil, sin aire acondicionado por dos días antes de que murió. (Foto: Joel Morales/ El Informador)

Por Joel Morales

El Informador

WYOMING, MI

joel@elinformadorusa.com

Lovily Johnson, de 22 años de edad, de Wyoming, acusada de la muerte de su bebé Noah de seis meses, le confesó a la policía el miércoles, 19 de julio, un día antes de ser arrestada por abuso infantil en el 1er grado, que no le dio nada de comer a su hijo por dos días antes de que falleciera.

También, que tuvo el bebé en una silla infantil en un cuarto en el segundo piso del apartamento de una casa ubicada en el 2657 de la avenida McKee SW, a una cuadra norte de la Calle 28 y al este de la avenida Clyde Park, sin aire acondicionado cuando las temperaturas el lunes y martes, 17 y 18 de julio, subieron a los 82° y 85° grados Fahrenheit.

Apareciendo en la Corte de Distrito 62-A en Wyoming vía video el lunes, 24 de julio, la mujer mostro una expresión de incredulidad al escuchar los cargos en su contra.

“Eres acusada de los cargos de homicidio y abuso infantil en el primer grado”, le dijo el juez Steven Timmers a la mujer. “¿Entiendes de lo que eres acusada?”, le preguntó Timmers.

“No”, respondió la madre, bizqueando los ojos en dirección del monitor de donde le hablaba el magistrado.

“¿No entiendes los cargos en tu contra?”, de nuevo le volvió a preguntar el juez, repitiendo los cargos de los cuales es acusada, quien, a la segunda vez, dijo que los entendía.

La policía dice que la mujer llevó a la criatura a la sala de emergencia del hospital de niños Helen DeVos en Grand Rapids, pero que ya estaba muerto. También, que las enfermeras allí informaron que llevaba tiempo de haber fallecido.

“La mujer, conscientemente e intencionalmente, privo al bebé de las necesidades de la vida al no alimentarlo desde el lunes por la tarde”, escribió un agente de la ley en la orden de arresto de la mujer.

El fiscal del Condado de Kent, Chris Becker, dijo que la madre podría enfrentar una pena de cadena perpetua si es hallada culpable de los cargos.

La mujer, al igual, admitió bajo la interrogación de detectives, que la criatura estuvo bajo su tutela solamente, cuatro días antes de llevarlo al hospital.

El juez Timmers ordenó que la mujer fuera hospedada en la Cárcel del Condado de Kent sin ninguna fianza.

La parte del frente de la casa en el 2657 de la avenida McKee SW en la ciudad de Wyoming, donde una madre que vivía allí le dijo a la policía que no le dio de comer a su bebé durante los dos días antes que muriera el pequeño. (Foto: Joel Morales/ El Informador)
Lovily Johnson, de 22 años de edad, quien es acusada de haber matado a su hijo de seis meses, muestra una mirada de incredulidad al escuchar los cargos en su contra, el lunes, 24 de julio, durante su audiencia vía video en la Corte de Distrito 62-A en Wyoming. (Foto: Joel Morales/ El Informador)
La acusada madre de la muerte de su bebé de 6 meses de edad, Lovily Johnson, de 22 años, el 20 de julio, el día que fue arrestada y acusada de homicidio y abuso infantil en el primer grado. (Foto cortesía: KCSD)

comparte este articulo en tus Redes Sociales Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Comenta en Nuestras Redes Sociales