Inicio OPINION EDITORIALES No todos los policías son iguales

No todos los policías son iguales

76
0

Editorial por Luis Molina

En las últimas semanas mucho se ha hablado sobre la acción policiaca, de que si algunos son buenos, si otros son malos y en la semana se avivó más esta situación por los casos del veredicto del juicio de George Floyd y por la muerte del joven Adam Toledo, el cual murió a causa del disparo de un oficial.

En fin, la mira está en la acción policial y si su desempeño o desenvolvimiento es el correcto o no, pero créanme que, como dice el titular de este editorial, no todos los policías son malos y para muestra basta un botón.

El día miércoles 21 de abril me tocó cubrir un reportaje en el que un joven hispano provocó un accidente. Desafortunadamente el joven no se percató del otro automóvil y ocasionó un choque, por lo que el joven se encontraba nervioso más sobre todo porque no portaba licencia de conducir.

Lo que le sorprendió al joven, y a mí en lo personal, fue la forma en la que reaccionó el oficial de policía de Grand Rapids, ya que lo que muchos esperaban es que fuera arrestado, pero no fue así, en esta ocasión lo trataron muy bien.

El joven sólo traía consigo una identificación mexicana, sin licencia, y sólo con el registro del automóvil. Aun así, el oficial estaba en todo su derecho de arrestarlo, pero fue más allá de lo que está escrito en la ley, uso la empatía y compasión y no arrestó al joven.

El oficial se portó muy bien y muy consciente de que el joven no había provocado el accidente a propósito, observó que andaba trabajando y no andaba tomando o manejando a altas velocidades.

ARTICULOS RELACIONADOS   INVITACIÓN A LA UNIDAD SOCIAL

Yo pude ver como al final el oficial le dio un papel el cual presumo fue solo una infracción, pero esto es aceptable y razonable porque el oficial también estaba cumpliendo su trabajo. Lo que resalto y aplaudo es la forma en que lo trató y que a pesar de no traer ni licencia y no hablar español no fue arrestado como muchos hubieran creído que pasaría.

Al final del día esto nos da una gran lección de que no todos los policías son iguales y que muchos hacen y cumplen con su deber ya que no solo están para atrapar a los malos, sino también para ayudar a la ciudadanía.

Comenta en Nuestras Redes Sociales