La cultura de la disciplina

Por María G. Erazo

Cuando escuchamos la palabra “disciplina” nos asustamos o pensamos que solo se trata de un castigo. Es más, usamos la palabra disciplina en contextos donde requiere sacrificio y mucho esfuerzo. Sin embargo, la disciplina puede ser un hábito dentro de un proceso en el cual se haga de manera divertida.

¿Has pensado por qué las cosas no pasan a tiempo, no somos productivos en casa o por qué tu equipo en el trabajo se distrae fácilmente? Es parte de la falta de disciplina. Es importante que este 2018 tengas disciplina ante tus metas personales y las que involucran a otros. Pero para ello necesitas crear una cultura de disciplina. Una cultura de disciplina no se trata solo de tomar acción individual. Se trata de disciplinar a personas que se comprometan en disciplinar sus pensamientos y de esa manera tomen acción.

Asimismo, no confundas una cultura de disciplina con un tirano que disciplina y se aprovecha de todos los demás. Estos son dos conceptos diferentes. Disciplina con amor y determinación es lo que deseo en tu corazón, en tu hogar y en tu área de trabajo. Definitivamente esta es la cultura que debe resaltar para cambiar a una comunidad y a una nación. Que este año podamos tener disciplina que pueda impactar tus resultados.

ARTICULOS RELACIONADOS

comparte este articulo en tus Redes Sociales Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Comenta en Nuestras Redes Sociales