Juez ordena examen psiquiátrico para madre de bebé muerto

Por Joel Morales

El Informador

WYOMING, MI

joel@elinformadorusa.com

Una madre de Wyoming que no alimentó a su bebé por dos días antes de que muriera, fue ordenada el miércoles, 2 de agosto, a someterse a un examen psiquiátrico por un experto del estado.

Lovily Johnson, de 22 años de edad, es acusada de la muerte del infante Noah y enfrenta cargos de homicidio y abuso infantil en el primer grado.

La policía dice que Johnson tuvo al pequeño de 6 meses de edad amarrado en una silla infantil en un apartamento ubicado en la cuadra 2600 de la calle McKee en Wyoming por cuatro días, sin atenderlo ni darle de comer. Durante este tiempo la temperatura subió en exceso de los 85° grados F.

“Todas sus fechas de corte han sido suspendidas y estará sometiéndose a un examen psiquiátrico por el estado”, nos dijo un oficial de la Corte de Distrito 62-A de Wyoming el miércoles, donde la mujer estaba supuesta a aparecer frente a un juez. “Después del examen, la revisión de su caso se va llevar a cabo a principios del próximo año”, agregó.

La policía también dice que, cuando la mujer llevó a la criatura al hospital de niños Helen DeVos el 19 de julio, el bebé solo pesaba 12 libras, ya olía mal porque tenía días de haber estado muerto, tenía su estómago hinchado, los ojos anormales y sangre en el área de su pañal.

Una petición de la corte para remover a su hija de 2 años del hogar, revela que hubo quejas contra la madre desde el año 2015 y que evidencia de marihuana fue hallada en el cuerpo de la niña. La madre le dijo al Departamento de Servicios de Protección de Niños (CPS sus siglas en inglés), que la última vez que había fumado fue en abril del año pasado, pero un examen reveló la sustancia en el sistema corporal del bebé difunto a los cuatro días de haber nacido.

ARTICULOS RELACIONADOS   Puertorriqueño desaparecido encontrado congelado en la nieve

La madre admitió haber dejado a Noah solo por unas 12 horas después de que había fallecido el 17 de julio, que llegó al apartamento a las aproximadas 10 de la mañana para darle una mamila, pero que no le cambió su pañal antes de salir y dejarlo solo para fumar marihuana con sus amistades.

Al regresar ese mismo día por la tarde, Johnson dice que le cambió el pañal a la criatura, pero que no le dio nada de comer. Le dijo a la policía que el bebé se quejó por unos 30 minutos y que le cantó una canción. Cuando dejó de quejarse, la madre dijo que asumió que se había dormido.

Johnson también admite que en los días antes de la muerte del pequeño, llegó dos veces a la casa pero que no verificó el estado de su bebé.

Dieciséis días antes de ser llevado sin vida al hospital, la policía de Wyoming recibió una llamada para reportar que un bebé había sido dejado en un vehículo afuera de la tienda Family Video, ubicada en el 3556 de la avenida Byron Center SW, esquina con la Calle 36 SW, y al responder lo encontró en una silla infantil en el asiento trasero y con las ventanas casi completamente cerradas.

La policía de Wyoming dice que llamó a CPS, y que le dijeron que pronto le regresarían la llamada con una recomendación, pero que después de una hora de duración y al no oír nada y sin nadie que se hiciera cargo del bebé, se lo entregó a la mujer. Unas dos semanas después, el bebé resultó muerto.

ARTICULOS RELACIONADOS   Policía busca asaltantes de banco en Byron Center

El propósito del examen psiquiátrico es para determinar si la mujer puede ser enjuiciada y si es legalmente responsable por sus acciones.

 

comparte este articulo en tus Redes Sociales Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Comenta en Nuestras Redes Sociales