Inicio LOCALES Miles observaron eclipse solar en Museo Público de GR

Miles observaron eclipse solar en Museo Público de GR

17
0

Por Joel Morales

El Informador

GRAND RAPIDS, MI

joel@elinformadorusa.com

Gabriel Ruiz, de Holland, llegó al Museo Público de Grand Rapids a las 10 de la mañana el lunes, 21 de agosto, para tomar parte en las actividades en espera de la ocurrencia rara y celestial conocida como “eclipse”, que ocurre cuando un objeto astronómico es ocultado temporalmente.

En esta ocasión, Ruiz, una de cerca de 5,000 personas que acamparon en la grama frente al museo, buscaba un vistazo del eclipse solar, que es cuando la luna cubre parte del sol y el primero en los últimos 99 años.

“Valió la pena”, dijo Ruiz, quien era acompañado de su esposa, hijos y amistades. “Pasa mucho tiempo para una experiencia así, y va a ser bonito poder explicarle esto a los niños”, agregó.

El hispano, quien miraba el eclipse con unos lentes especiales que repartió el personal del museo a los asistentes, le dijo a El Informador que el sol se miraba como la luna, anaranjado en color.

Paola Mendivil, también de Grand Rapids, llevó a su hijo, Alan, de 5 años de edad, donde le explicaba cómo ocurre un eclipse en una mesa de actividad para los niños.

“Este evento es bueno porque así los niños pueden aprender sobre los eclipses”, dijo Mendivil, quien llegó cuando todos los lentes especiales se habían acabado, pero pronto recibió unos de otra asistente que se los regaló.

Para José Campuzano, residente de la ciudad de Lowell que queda a unas 30 millas al noreste del área, fue una oportunidad para ser parte de algo histórico.

“Esto es fantástico y una experiencia única”, dijo Campuzano viendo el eclipse transferido a una pantalla por un telescopio apuntado hacia el cielo entre la muchedumbre y a las afueras del museo. “Esta es la primera vez que veo un eclipse, la verdad es que sí me gustó”, agregó.

ARTICULOS RELACIONADOS   Whitmer pide reconexiones de agua en todo el estado

Muchos de los asistentes también tomaron turnos viendo el eclipse solar por el ocular del instrumento óptico, que magnifica objetos lejanos, asombrados por el acontecimiento.

Personas en la sombra de la luna, setenta millas de ancho, que empezó en el Océano Pacífico, tocó la costa oeste en el estado de Oregón y continuó diagonalmente por el continente, saliendo por la costa de Charleston, Carolina del Sur, al Océano Atlántico, pudieron ver la luna completamente cubrir el disco del sol y el eclipse en su totalidad, creando un anillo brillante que rodeaba el ambiente exterior del sol.

“¡Puedo ver la luna creciente!”, exclamó Jayce Hunt, de 13 años de edad de Grand Rapids, a un lado del museo presidencial Gerald R. Ford y una máscara de soldadura sobre su cabeza. “Es genial porque nunca he visto un eclipse. Es una experiencia de una sola vez en la vida”, agregó.

Comenta en Nuestras Redes Sociales