Cero cárcel para hombre que ocasionó muerte de hispana y sus hijos

Por Joel Morales

El Informador

GRAND RAPIDS, MI

joel@elinformadorusa.com

 

El 7 de enero del presente año, Valeria Arreola-Rodríguez, de 21 años de edad, de Grand Rapids, se encontraba sobre la rampa de la calle Franklin al norte del autopista US-131, cuando su vehículo Nissan Altima del año 1999 se le estancó y dejó de funcionar, orillándose lo más que podía.

Detrás de ella y por la misma carretera, Monty Parker Jr., residente de la ciudad de Rockford manejaba distraído. En un instante, el hombre quitó la vista de la calle para buscar algo en el asiento trasero de la camioneta F-150 que conducía, e impactó el auto en donde iban la joven mujer embarazada, sus hijos Max, de 5 años y Guillermo, de 3 años.

La tragedia cobró las vidas de Arreola-Rodríguez, el hijo dentro del vientre de la hispana; y nueve días después Guillermo falleció por las lesiones recibidas en el accidente. Su otro hijo Max, de 5 años, salió del ileso del choque.

El lunes 6 de agosto en la Corte del Distrito 61 en Grand Rapids, Parker Jr. fue sentenciado a 150 horas de trabajo comunitario y con una multa de $1,375 dólares, una oferta que recibió de la fiscalía por declararse culpable de dos delitos menores, en lugar de pasar 72 días detrás de las rejas.

“A la familia (Arreola-Rodríguez), no hay palabras para describir la tristeza que siento, y por el dolor que les he ocasionado”, leyó el hombre de una declaración preparada frente a la juez Jennifer Faber. “Quiero que sepan que lo siento mucho, y que no soy una mala persona”, agregó.

Parker explicó que ha estado en consejería severa, para aprender como lidiar con el dolor que le ha causado y cambiado su vida.

“Todos los días pienso en el accidente, y como pudo haber sido evitado. Pero nada se puede comparar con lo que la familia está lidiando, y como las cosas han cambiado sus vidas para siempre”, expresó Parker Jr.

La juez Faber afirmó que al conducir un vehículo de manera distraída, es una actividad muy peligrosa, algo que la gente hace sin pensar y muy cotidianamente. Sin embargo, espera que el caso sirva como advertencia para todos aquellos a ser más vigilantes tras el volante. “Como podemos ver en este caso, el mínimo error puede tener consecuencias trágicas”, indicó la juez.

Las muertes de Arreola-Rodríguez y sus hijos conmovió a la comunidad, que de inmediato respondieron a las súplicas de sus padres y recaudaron el suficiente dinero para los entierros.

Parker Jr., una mujer y un hombre adulto, estuvieron presentes durante la sentencia en la corte, y después abandonaron el salón de la juez Faber sin dar comentario alguno.

El Informador, estuvo presente en la escena de la tragedia el 7 de enero y fue el único medio de comunicación en español presente en la sentencia.

ARTICULOS RELACIONADOS

comparte este articulo en tus Redes Sociales Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Comenta en Nuestras Redes Sociales