“MÁS RÁPIDOS Y FURIOSOS”

Por: Miguel Ángel/El Informador

Wyoming,MI-

SALUDOS Informados amigos… si en estos tiempos todo se mueve mucho más rápido, ¿por qué el deporte no lo iba a hacer? Y sobre todo cuando los aficionados encuentran tiempos excesivos en un partido. Hay que recordar que el deporte también es entretenimiento y por eso la complicación es mayor cuando éste genera aburrimiento o desánimo entre quienes pagan un boleto por verlo.

El beisbol es un deporte que desde hace tiempo busca agilizar sus partidos, si bien es cierto que un juego no tiene una duración determinada porque las 9 entradas que se juegan tienen variación de acuerdo con el número de hits, carreras, cambios de jugadores, y otras tantas variables del mismo, también es cierto que hay tiempos que se pueden agilizar.

Hay varias ligas alrededor del mundo que ya revisan cómo recortar tiempo en sus partidos, ya que muchos asistentes no están dispuestos a gastar cuatro horas de su vida para ver un juego. Por lo pronto, una de las nuevas medidas es que el ingreso de los pitchers como relevos sea corriendo a la loma y no caminando, como anteriormente lo hacían. Otra propuesta, aunque fue desechada, era recortar a 7 entradas los juegos, pero se consideró contraria a las reglas originales del deporte.

En las Grandes Ligas, la duración promedio de los partidos de 9 innings el año pasado fue de 3 horas con 8 minutos, la máxima cifra en la historia, cuando en 1981 los partidos duraban un promedio de 2 horas con 33 minutos; es decir, 35 minutos más. De ahí que se hicieran varias propuestas de cambio que tendrán que ser avaladas por la liga y el sindicato de jugadores: como el cronómetro de 20 segundos entre lanzamientos, un límite a las reuniones entre pitchers, catchers y managers y que los llamados “boletos” intencionales sean automáticos, sin necesidad de realizar cuatro lanzamientos. Por ahora, sólo entrará en vigor que los bateadores mantengan al menos un pie en la caja de bateo, con ciertas excepciones. Sin embargo, los jugadores creen que lo mejor para hacer más rápidos los partidos es hacer cumplir las reglas que existen sobre los recesos entre innings y en los turnos al plato.

El voleibol es otro deporte que quiere ser más rápido, en el último año se ha dado la discusión sobre la idea de agilizar los tiempos en los juegos, de ahí la propuesta de que un partido dure dos horas, incluyendo tiempos de descanso y pausas comerciales. El primer paso ha sido evitar las reuniones de festejo que sucedían en cada punto ganado y que al final era tiempo que retrasaba el flujo del partido.

El futbol desde hace tiempo le dio rapidez al juego teniendo balones a disposición cuando el que está en juego sale de la cancha, así como atender a los jugadores lesionados fuera del campo y añadir el tiempo de compensación que se considere fue perdido por el trámite del partido.

El deporte busca rapidez porque también compite contra un control remoto, que ante la tardanza y el aburrimiento, tiene en el cambio de canal el mejor método para combatirlo. Los equipos lo saben y las televisoras lo exigen, el pago por derechos de transmisión es alto como para no verlo reflejado en el rating. Hacer fluido y más rápido un partido es darle oxígeno y vida a cada deporte.

Nos leemos la próxima semana, y recuerden: “al mal tiempo hay que darle buena cara”.

ARTICULOS RELACIONADOS

comparte este articulo en tus Redes Sociales Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Comenta en Nuestras Redes Sociales