“No soy yo a quien buscan, mi familia y yo no le debemos nada a nadie por favor déjenos tranquilos”

Por Héctor Loya/GRAND RAPIDS, MI (ELINF).-
l domicilio de una familia hispana ha recibido en dos ocasiones disparos, los cuales afortunadamente no han herido a ningún miembro de la familia, pero si han dejado impactos de bala dañando la propiedad y sobre todo causado el temor y la preocupación de la familia entera.

Los hechos han ocurrido en dos ocasiones en las que han dirigido disparos hacia el domicilio de la familia, según el señor Melchor Castillo, la primera ver que le dispararon a su casa, ubicada en el 1823 de Jerome Ave SW en Grand Rapids, MI., fue el 5 de febrero y la segunda ocasión fue el pasado domingo 29 de marzo lo que provocó que él y su familia tuvieran que salir de la propiedad para permanecer seguros.

Según la pareja hispana, quien dio una entrevista exclusiva para El Informador, desconocen el motivo por el cual en estas dos ocasiones les han disparado, ellos piensan que tal vez se pudiera tratar de una confusión y es por eso que se contactaron con Luis Molina para que mediante las cámaras de El Informador pudieran mandar un mensaje a la comunidad y hacerlos saber que ellos no tienen cuentas pendientes con nadie y que los dejen vivir en paz.

“Desconocemos la situación por la cual están haciendo esto, ni mi familia ni yo hemos hecho nada malo, jamás he tenido problemas con nadie, ni mi esposa, ni mis hijas, es por eso que me gustaría mandar este mensaje para pedir a quien ha hecho esto que si nos confundieron sepan que nosotros no le debemos nada a nadie”, dijo el señor Melchor.

ARTICULOS RELACIONADOS   Incendio sospechoso bajo investigación

En un recorrido por la casa se pueden observar múltiples agujeros provocados por los impactos de bala de armas de alto calibre, los cuales dejaron paredes perforadas, vidrios rotos, muebles dañados y sobre todo un daño emocional a la familia.

Según el testimonio de la pareja ellos y sus dos hijas se encontraban durmiendo a la hora de los disparos, y que para su buena fortuna nadie resultó herido a pesar de que las balas atravesaron las paredes de sus habitaciones.

“Tuvimos que salirnos de la casa porque temo por la seguridad de mi familia yo trabajo la mayor parte del día y que mi familia este sola me preocupa mucho”, explicó Melchor.

Al respecto la señora Obeida Castillo con lágrimas en los ojos mandó un mensaje para toda la comunidad con la esperanza de que los responsables de los tiroteos lo vean y sepan que los están confundiendo y haciendo mucho daño.

“Somos gente de paz, somos una familia pequeña y nuestro círculo de amigos es reducido y de confianza, quisimos hacer este video para que nos conozcan y sepan que no somos a quienes están buscando, se están confundiendo, queremos que ellos paren, que no nos arruinen más la vida, todos nos conocen y saben que somos buenas personas”, dijo la señora Obeida.

Al respecto las autoridades se encuentran investigado el caso y tanto la familia, como su familia, vecinos y personas que los conocen esperan que pronto encuentren a los responsables.

comparte este articulo en tus Redes Sociales Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Comenta en Nuestras Redes Sociales