El Informador aboga por residentes de complejo de tráileres sin luz

Diversos vecinos afuera de una casa móvil en el complejo de tráileres Windmill Pointe Village, pasaron horas si poder estar cómodamente en sus hogares por el calor en las viviendas, el domingo 1.° de julio en Kentwood. (Foto: Joel Morales/ El Informador)

“Al día siguiente, el alcalde de Kentwood, la Cruz Roja y la compañía que se encarga de dar mantenimiento al transformador del lugar, respondieron”

Por Joel Morales
El Informador
GRAND RAPIDS, MI
joel@elinformadorusa.com

Unos 40 a 50 residentes, inquilinos de las tráileres en el complejo de casas móviles Windmill Pointe Trailer Village, ubicado en el 588 de la calle 48 en la ciudad de Kentwood, pasaron casi todo el día fuera de sus hogares donde las temperaturas llegaron a más de 93° Grados Fahrenheit.

La razón: El transformador que provee electricidad para todas las tráileres del lugar, dejó de funcionar, y sus quejas cayeron sobre orejas sordas.

Después de que varias personas llamaran a El Informador, acudimos al complejo alrededor de las 10 de la noche donde hallamos a un gran grupo de personas en la calle Sluyter. Entre la multitud habían bebés, niños, jóvenes, adultos y ancianos; bajo la obscuridad de la noche, acalorados, algunos llorando y preocupados por no saber dónde pasarían la noche, y otros se preguntaban que le darían de comer a sus hijos.

“Ayer se nos fue la luz desde las 5 de la tarde y hasta hoy a las 10 de la mañana no las pusieron, toda la noche sin luz. Estuve dándole aire a mi niña con un plato de cartón porque no podía dormir y con las puertas abiertas pero de nada sirve”, le dijo Griselda Martínez, una residente del complejo de tráileres a El Informador. “Desde las 8 de la noche no hay luz, ¿qué vamos hacer nosotros?”, preguntó.

Martínez manifestó que fue a visitar a la secretaria de la oficina, quien le explicó que no era su problema. Además, el dueño del lugar andaba de vacaciones y no quería que nadie lo llamara o lo molestara.

Durante nuestra visita al complejo, también hablamos con una persona quien nos informó que no habían visto a un anciano entre la multitud. El señor recibe tratamientos de diálisis y vive solo en unas de las casas móviles, fueron a investigar si estaba bien. Lo encontraron pero había estado dormido.

“¿Cuál es la razón por la que ustedes no tienen luz en este momento?”, le preguntó el editor Molina a Martínez.

“Lo que pasa es que pusieron muchas tráileres nuevas y el transformador está bien chiquito para todo el montonal de tráileres que metieron, 107 tráileres, ¿usted cree? Ese transformador no sirve para nada”, respondió la mujer mexicana.

“¿Entonces no es porque ustedes no han pagado la luz?”, preguntó Molina.

“Ha eso sí, la renta tiene que ser exacta o nos cobran $60 dólares”, contestó Martínez.

Griselda Martínez y su niña en brazos, residentes de un complejo de tráileres en Kentwood afectadas por la escasez de luz durante dos días. Informaron que los dueños no les habían ayudado a reparar el transformador. (Foto: Joel Morales/ El Informador)

El Informador hizo varias llamadas durante la grabación del video en vivo, una al alcalde de Kentwood, a la Cruz Roja y a la compañía que se encarga de dar mantenimiento al transformador.

También acudimos a la tráiler de la secretaria de la oficina del complejo, quien a pesar de tocarle varias veces, no nos abrió la puerta.

El alcalde de Kentwood, Stephen Kepley, nos regresó la llamada, así también los representantes de la Cruz Roja y la compañía encargada del transformador. Pero nunca recibimos respuesta de algún encargado del complejo de tráileres.

“El problema del transformador es un asunto privado, pero yo he enviado a mis investigadores a revisar el problema”, nos dijo el alcalde Kepley, quien luego nos explicó que si los residentes necesitan algo más, tuviéramos la confianza de llamarlo de nuevo, directamente al teléfono de su oficina.

Penny Rapp, voluntaria de la Cruz Roja, condujo casi 25 millas desde la ciudad de Holland para hablar con los residentes, algunos ya habían buscado refugio en un hotel y otros estaban hospedados con familiares.

El lunes alrededor de las 4 de la tarde, hablamos con Abigail Parra (inquilina en el complejo de casas móviles) quien argumentó que la compañía encargada de brindar mantenimiento al transformador en Windmill Pointe Trailer Park acababa de llegar, y les habían dicho que lo tendrían listo en unas dos horas.

Este fue un caso (como dijo el editor de El Informador esa noche mientras trasmitía en vivo por Facebook) muy delicado, con personas enfermas, bebes en carriolas. Los dueños del complejo los abandonaron en un momento de mucha necesidad.

“Todavía estamos esperando a que arreglen el transformador, las tráileres siguen calientes”, nos dijo Parra aproximadamente a las 6:15 de la tarde, reportando de cuatro a cinco personas trabajando en el lugar a esas horas. “Pero no muy confiados”, agregó.

El editor de El Informador, Luis Molina, frente a una de las casas móviles en el complejo de tráileres Windmill Trailer Village en Kentwood, mientras hablaba con los residentes sobre la precaria situación del domingo 1.° de julio por la noche. (Foto: Joel Morales/ El Informador)

ARTICULOS RELACIONADOS

comparte este articulo en tus Redes Sociales Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Comenta en Nuestras Redes Sociales